Saturday, August 13, 2005

Capítulo 16: Una Navidad muy fría por Patricio

‘¿Entonces Snape se ofreció a ayudarlo? ¿Él definitivamente se ofreció a ayudarlo?’
’Si preguntas esto una vez más’, dijo Harry, voy a arrojarte esta patata.
’Solo me aseguro’, dijo Ron. Ellos estaban solos en la cocina de la Madriguera, pelando una montaña de patatas para la Señora Weasley. La nieve iba a la deriva fuera de la ventana frente ellos.
’Sí, Snape se ofreció a ayudarle,’ dijo Harry. ‘Él dijo que había prometido a la madre de Malfoy protegerlo, que había hecho un Juramento Irrompible o algo así.’
’¿Un Voto Irrompible?’ dijo Ron, mirando atontado. ‘Nah, él no pudo haberlo hecho. ¿Estás seguro?’
’Sí, estoy seguro’, dijo Harry. ‘¿Por qué? ¿Qué significa eso?’
’Bien, uú no puedes romper un Voto Irrompible.’
’Ya he trabajado mucho, para mí, es suficiente diversión. ¿Entonces que pasa si la rompes?’
’Morirías,’ dijo Ron simplemente. ‘Fred y George trataron de convencerme de hacer uno cuando casi cumplía cinco. Por poco lo hice, yo sostenía las manos de Fred y todo, cuando Papá nos encontró. Lo tomo muy mal,’ dijo Ron, con un destello evocador en sus ojos. ‘Sólo esa ocasión he visto a Papá tan enfadado como a Mamá, Fred cuenta que su nalga izquierda no volvió a ser la misma desde entonces. Bueno dejando en paz la nalga izquierda de Fred Perdón? dijo la voz de Fred al entrar los gemelos en la cocina.
’Ah, George, mira esto. Usan cuchillos y toda la cosa. Benditos.’

‘Tendré diecisiete en dos meses y algo, dijo Ron gruñendo, ‘y entonces tendré permitido usar la magia.’
’Pero mientras tanto,’ dijo George, sentándose en la mesa de la cocina y poniendo sus pies sobre ella, ‘podemos disfrutar viéndote demostrarnos el uso correcto del ‘chillido de dolor’.

‘Tu provocaste esto’, dijo Ron con ira, chupando el corte de su pulgar. ‘Espera, a que cumpla los diecisiete años.’
’Estoy seguro que nos deslumbraras a todos con habilidades mágicas hasta ahora insospechadas,’ bostezó Fred.
Y hablando de habilidades insospechadas, ‘Ronald,’ dijo George, ‘qué es eso que escuchamos de Ginny sobre ti y una señorita llamada ¿a menos que nuestra información sea errónea? Lavender Brown.’
Ron giró un poco ruborizado, pero no pareció disgustado y volvió a las patatas.
’Ocúpate de tus asuntos.’
’Qué réplica tan concisa,’ dijo Fred. Realmente no sé como se te ocurrió.

‘Queríamos saber cómo ... cómo ocurrió.’
’¿Qué quieres decir?’
’¿Ella tuvo un accidente o algo?’
’¿Qué?’
’¿Bien, parece que tiene una grave lesión cerebral? ¡Cuidado ahora!’
La Sra. Weasley entró en la cocina justo a tiempo para ver a Ron lanzarle el cuchillo de las patatas a Fred quien lo convirtió en un avioncito de papel con un perezoso ondular de su varita mágica.
’¡Ron!’ dijo ella con furia. ‘No quiero verte de nuevo lanzando cuchillos.’
’No,’ dijo Ron, ‘dejaré que me veas, añadió bajando su respiración, y volviendo a su montaña de patatas.’
’Fred, George, lo siento, queridos, pero Remus llegará esta noche, entonces Bill tendrá que apretarse un poco con ustedes dos.’
’No hay ningún problema,’ dijo George.
Entonces, como Charlie no viene a casa, esto nos deja justamente el ático para Harry y Ron. y si Fleur comparte habitación con Ginny.’
’Eso le hará la Navidad a Ginny,’ murmuró Fred. ‘Todos deberíamos estar cómodos. Bueno, tendrán una cama, de cualquier forma,’ dijo la Sra. Weasley, sonando ligeramente agobiada.
’¿Entonces Percy definitivamente no mostrará su fea cara?’ preguntó Fred. La Sra. Weasley giró y se alejó antes de contestar.
’No. Supongo que él está ocupado en el Ministerio.’
’Es el imbécil más grande del mundo,’ dijo Fred, cuando la Sra. Weasley abandonó la cocina.

‘Uno de los dos. Bien, continuemos, entonces, George.’
’¿Cuál de ustedes dos? preguntó Ron ‘¿Puede ayudarnos con estas patatas? Ustedes solo tendrían que usar su varita y entonces ¡seríamos libres también! ‘
’No, no creo que podamos hacer eso,’ dijo Fred seriamente. ¿Estas cosas son muy buenas para forjar el carácter, aprender a pelar patatas sin magia, te hace apreciar lo difícil que es hacerlo para los Muggles y los Squibs.’
’Y si quieres que la gente te ayude Ron,’ añadió George, lanzándole el avioncito de papel, ‘yo no les tiraría cuchillos. Solo es un pequeño consejo. Saldremos al pueblo, hay una chica muy bonita que trabaja en la papelería que piensa que mis trucos con las cartas son algo maravilloso. Casi como verdadera magia.’
’Gits,’ dijo Ron sombrío, mirando a Fred y George salir a través del nevado patio. ‘Sólo les habría tomado diez segundos y luego nosotros también podríamos haber ido.’
’Yo no podría,’ dijo Harry. ‘Le prometí Dumbledore que no vagaría mientras me quedo aquí.’
’Ah sí,’ dijo Ron, pelando algunas patatas más y luego dijo, ‘¿Vas a decirle a Dumbledore lo que escuchaste hablar a Snape y Malfoy?’
’Sí,’ dijo Harry. ‘Voy a decirle a cualquiera que pueda parar eso y Dumbledore es el primero de la lista. Creo que también podría tener algunas palabras con tu papá. Aunque es una lastima que no escucharas lo que Malfoy está haciendo.’
’No podría haberlo hecho, ¿verdad?, el asunto es que él se negaba a decirle a Snape.’
Hubo silencio durante un momento o dos, entonces Ron dijo, ‘Claro, tú sabes lo que todos dirán, Papá, Dumbledore y el resto. Dirán que Snape no trataba de ayudar a Malfoy, que solo quería averiguar lo que hacia.’
’Ellos no lo escucharon,’ dijo Harry rotundamente.’Nadie es tan buen actor, ni siquiera Snape.’
’Sí, aunque yo sólo decía,’ dijo Ron.
Harry se volvió hacia él con el ceño fruncido, ‘¿Aunque tú crees que tengo razón?’
’Sí, lo hago,’ dijo Ron a toda prisa, ‘de verdad lo hago, pero todos ellos están convencidos de tener a Snape en la Orden. ¿O no lo están?’
Harry no dijo nada. Esto ya se le había ocurrido, que esa sería la objeción más probable a sus nuevas evidencias; Podía escuchar la voz Hermione: ‘Obviamente, Harry, él fingía ofrecerle ayuda entonces así podría engañar Malfoy y él le contaría lo que hace.’
De todas formas estas eran imaginaciones, él no había tenido ninguna oportunidad de contarle a Hermione lo que había escuchado. Ella había desaparecido de la fiesta de Slughorn antes de que él volviera, o eso le había informado por un furioso McLaggen y ella ya se había ido a la cama cuando él regresó a la sala común. Como él y Ron habían partido muy temprano a la Madriguera al día siguiente, apenas tuvo tiempo para desearle una feliz navidad y para decirle que le tenía algunas noticias muy importantes cuando volvieran de las fiestas. Aunque no estaba totalmente seguro de que ella lo hubiera escuchado, porque Ron y Lavender habían estado despidiéndose al fondo silenciosamente detrás de él.
De cualquier forma, ni siquiera Hermione sería capaz de negar una cosa: Malfoy definitivamente estaba tramando algo y Snape lo sabía, así que Harry se sentía totalmente justificado a decir ‘Te lo dije’, algo que ya había hecho en varias ocasiones con Ron.
Harry no consiguió la oportunidad de hablar con el Sr. Weasley, que trabajaba muy largas jornadas en el Ministerio, hasta Nochebuena. El Sr. Weasley y sus invitados se sentaban en la sala, que Ginny había decorado con tal generosidad que se parecía más bien a sentarse en una explosión de cadenas de papel. Fred, George, Harry, y Ron eran los únicos que sabían que el ángel sobre la punta del árbol era en realidad un gnomo de jardín que había mordido a Fred en el tobillo cuando estaba arrancando zanahorias para la cena de Navidad. Entorpecido, pintado de dorado, colocado en un tutú miniatura y con pequeñas alas pegadas a su espalda, viendo hacia abajo ceñudo a todos ellos, estaba el ángel más feo que Harry había visto con una gran cabeza calva como una patata y los pies bastante velludos.
Todos ellos, se suponía, escuchaban una transmisión Navideña de la cantante favorita de la Sra. Weasley, Celestina Warbeck, cuya voz gorjeaba de la gran radio de madera sin cables. Fleur, que parecía encontrar a Celestina muy desgastada, estaba hablando tan ruidosamente en la esquina, que la Señora Weasley ceñuda continuó apuntando su varita al control del volumen, para que Celestina sonara más y más ruidosamente. Bajo la tapa de un particular número de jazz llamado ‘Un Caldero Lleno y Caliente, de fuerte amor’ Fred y George empezaron un juego de Snap Explosivo con Ginny. Ron siguió lanzando furtivas miradas a Bill y Fleur, como esperando captar consejos. Entretanto, Remus Lupin, que parecía más delgado y raído que siempre, estaba sentado al lado del fuego, mirando fijamente sus profundidades como si no pudiera oír la voz de Celestina.


’OH, ven y revuelve mi caldero,
Y si lo haces bien,
Yo herviré un poco de fuerte y caliente amor
Para mantenerte caliente esta noche.’

’Bailábamos esto cuándo teníamos dieciocho años,’ dijo la Sra. Weasley, limpiando sus ojos sobre su ropa de punto. ‘¿Recuerdas, Arthur?’
’Mphf,’ dijo el Sr. Weasley, cuya cabeza había estado balanceándose encima del Satsuma que estaba pelando. ‘Por supuesto ... Maravillosa melodía.’ Con un esfuerzo, se sentaba un poco más recto y echaba una mirada alrededor a Harry que estaba sentado a su lado.
’Perdón por eso,’ dijo él, sacudiendo la cabeza hacia la radio cuando Celestina terminaba su coro. ‘Se termina pronto.’
’No hay problema,’ dijo Harry, sonriendo abiertamente. ‘¿Ha estado ocupado en el Ministerio?’
Mucho, dijo el Sr. Weasley. ‘No me importaría si estuviéramos obteniendo algún resultado, pero de los tres arrestos hechos en el último par de meses, dudo que alguno de ellos sea un auténtico Mortífago, sólo no repitas esto Harry,’ agregó rápidamente, pareciendo de pronto mucho más despierto.
’Ellos no tienen detenido todavía a Stan Shunpike, ¿Verdad?’ preguntó Harry.
’Eso me temo,’ dijo el Sr. Weasley. ‘Sé que Dumbledore trató de apelar directamente con Scrimgeour por Stan. Pienso que cualquiera que se haya entrevistado con él estará de acuerdo en que es tan Mortífago como esta Satsuma ... Pero los altos mandos, prefieren que parezca que están teniendo progresos, y ‘Tres Arrestos’ suenan mejor que ‘Tres arrestos erróneos y liberaciones’. Pero de nuevo, esto es ALTO SECRETO.
’No diré nada,’ dijo Harry. Vaciló un momento, preguntándose cómo sería mejor empezar con lo que quería decir; cuando ordenó sus pensamientos, Celestina Warbeck comenzaba una balada llamada ‘Tu Encantaste Directamente Mi Corazón’.
’¿Sr. Weasley, usted recuerda lo que le dije en la estación, cuando partíamos rumbo al Colegio?’
’Revisé, Harry,’ dijo el Sr. Weasley inmediatamente. ‘Fui y busqué en la casa de los Malfoy. No había nada, roto o entero, que no debiera estar allí.’
’Si lo sé, vi en ‘El Profeta’ que usted había inspeccionado ... pero esto es algo diferente. Algo más.’
Y dijo al Sr. Weasley todo lo que había escuchado entre Malfoy y Snape, mientras Harry hablaba, vio a Lupin voltear la cabeza un poco hacia él, escuchando cada palabra. Cuando terminó, había silencio, excepto el canturreo de Celestina.

’Ah, mi pobre corazón
A dónde se ha ido
Me ha dejado por un hechizo ... ‘

’Harry, se te ha ocurrido,’ dijo el Sr. Weasley, ‘que Snape simplemente fingiera.’
’Fingiera ofrecerle ayuda, entonces así podría averiguar lo que Malfoy hace,’ dijo Harry rápidamente. ‘Sí, pensé que usted diría eso. ¿Pero cómo lo sabríamos?’
’No es asunto nuestro saber,’ dijo Lupin de improviso. Él había girado su espalda al fuego y miraba a Harry a través del Sr. Weasley. ‘Ese es asunto de Dumbledore. Dumbledore confía en Severus y eso debería estar bien para todos nosotros.’
’Pero,’ dijo Harry, ‘solo digo, solo digo que Dumbledore podría estar equivocado acerca de Snape.

‘La gente lo ha dicho, muchas veces. Viene al caso solo si confías o no en el juicio de Dumbledore. Yo lo hago y por consiguiente, yo confío en Severus.’
’Pero Dumbledore puede cometer errores,’ argumentó Harry. ‘Él mismo lo dice. ¿Y a usted?’ Él miró a Lupin directamente a los ojos ‘¿Francamente le agrada Snape?’
’Ni me gusta ni detesto a Severus,’ dijo Lupin. ‘No, Harry, estoy hablándote con la verdad,’ agregó, cuando Harry mostró una expresión escéptica. ‘Quizás, nosotros nunca seremos queridos amigos, después de todo, eso pasó entre James, Sirius y Severus, hay demasiado rencor allí. Pero yo no me olvido de que durante el año que enseñé en Hogwarts, Severus hizo la Poción de Matalobos para mí cada mes, la hizo perfectamente, para que yo no tuviera que sufrir como normalmente hago con la luna llena.’
’Pero a él, accidentalmente se le escapo decir que usted es unhombre-lobo y entonces tuvo que marcharse,’ dijo Harry con ira.
Lupin se encogió de hombros. ‘La noticia se habría filtrado de todos modos. Sabemos que él quiso mi trabajo, pero podría haberme causado un daño mucho peor saboteando la poción. Él me mantuvo sano y debo estar agradecido.’
’Tal vez él no haría un lio en la poción con Dumbledore vigilándolo,’ dijo Harry.
’Tú estás determinado a odiarlo, Harry,’ dijo Lupin con una risa débil. ‘Y lo entiendo; con James como tu padre, con Sirius como tu padrino, has heredado un viejo prejuicio. Por cualquier medio dile a Dumbledore lo que nos has dicho a Arthur y mí, pero no esperes que él comparta tu opinión en la materia, mas aún no esperes que él esté sorprendido por lo que le dices. Severus podría haber estado cumpliendo órdenes de Dumbledore al preguntarle esto Draco.’

’Y ahora tú lo has roto completamente
Te agradecería
Si devuelves mi corazón.’

Celestina terminó su canción en una nota muy larga y aguda, aplausos ruidosos sonaron en la radio en los que la Sra. Weasley participó con entusiasmo.
’¿Ha Tegminado?’ dijo fuertemente Fleur. ‘Gacias a Dios, qué hogible.’
’¿Entonces tendremos un gorro de dormir?’ preguntó fuertemente el Sr. Weasley, saltando en sus pies. ‘¿Quién quiere ponche?’
’¿A qué se ha dedicado últimamente?’ Harry preguntó a Lupin, cuando el Sr. Weasley se apresuró a traer el ponche y todos los demás se estiraron e irrumpieron en la conversación.
’Ah, he sido subterráneo,’ dijo Lupin. ‘Casi literalmente. Es por eso que no he podido escribirte, Harry, enviarte cartas habría sido como delatarme.’
’¿Qué quiere decir?’
’He estado viviendo entre mis compañeros, mis iguales,’ dijo Lupin. ‘Hombres-lobo,’ añadió, Harry parecía no comprender. ‘Casi todos ellos están del lado de Voldemort. Dumbledore buscaba a un espía y aquí yo era ... El indicado.’ Parecía un poco amargo, y quizás lo comprendió, porque sonrió más calurosamente cuando prosiguió, ‘no me quejo. Es un trabajo necesario y ¿Quién puede hacerlo mejor que yo? Sin embargo, ha sido difícil ganarme su confianza. Yo llevo las señales inequívocas de haber intentado vivir entre los magos, ves, considerando que ellos han huído de la sociedad normal y se han mantenido en los márgenes, robando y a veces matando, para comer.’
’¿Cómo es que les gusta Voldemort?’
’Ellos piensan que, conforme a sus reglas, tendrán una mejor vida,’ dijo Lupin. ‘Y eso es difícil de discutir con Greyback ahí ...’
’¿Quién es Greyback?’
’¿No has escuchado de él?’ Las manos de Lupin se cerraron convulsivamente en su regazo. Fenrir Greyback es, quizás, el más salvaje hombre-lobo vivo actualmente. Él considera que su misión en la vida es morder y contaminar a tantas personas como pueda, quiere crear suficientes hombres-lobo como para vencer a los magos. Voldemort le ha prometido presas a cambio de sus servicios. Greyback se especializa en niños ... ‘Muérdelos jóvenes,’ dice, ‘y críalos lejos de sus padres, críalos para odiar a los magos normales.’ Voldemort ha amenazado con soltarlo sobre los hijos e hijas de la gente, esto por lo general es una amenaza que produce buenos resultados.’ Lupin hizo una pausa y luego dijo, ‘fue Greyback quien me mordió.’
’¿Qué?’ dijo Harry, asombrado. ‘¿Cuándo? ¿Cuándo usted era niño, quiere decir?’
’Sí. Mi padre lo había ofendido. Yo no supe, durante mucho tiempo, la identidad del hombre-lobo que me había atacado, igual yo sentía piedad por él, pensando que él no había tenido ningún control, conociendo como te sientes al transformarte. Pero Greyback no es así. A la luna llena, él se posiciona cerca de las víctimas, asegurándose que está suficientemente cerca para atacar. Él lo planea todo. Y ése es el hombre que Voldemort está usando para liderar a los hombres-lobo. No puedo pretender que mis particulares razones y argumentos están logrando avances contra la insistencia de Greyback de que nosotros, los hombres-lobo, merecemos sangre, que nosotros hemos de vengarnos contra las personas normales.’
’Pero usted es normal,’ dijo a Harry furiosamente. ‘Usted tiene simplemente algunos problemas.’
Lupin se echo a reír. ‘A veces me recuerdas mucho a James. Él lo llamó mi ‘pequeño problema peludo’ cuando teníamos compañía. Muchas personas tenían la impresión de que era un mal educado ... conejo.’
Él aceptó un vaso de ponche del Sr. Weasley con una palabra de agradecimiento, mirando ligeramente más alegre, Harry, mientras tanto, sintió una ráfaga de entusiasmo: Esta última mención de su padre le recordó que había algo que estaba esperando con impaciencia a preguntar a Lupin.
’¿Alguna vez ha escuchado de alguien llamado ‘el Príncipe Mestizo’?’
’¿El Mestizo qué?’
’Príncipe,’ dijo Harry, mirándolo atentamente en busca de signos de reconocimiento.
’No tenemos príncipes entre los magos,’ dijo Lupin, ahora riendo. ‘¿Es ese un título que piensas adoptar? Yo pensaba que tenías suficiente con ser ‘El Elegido’.’
’No tiene nada que ver conmigo,’ dijo Harry con indignación. ‘El Príncipe Mestizo es alguien que solía ir a Hogwarts, tengo su viejo libro de Pociones. Él escribió hechizos por todas partes en él, hechizos que él inventó. Uno de ellos era ‘Levicorpus’.’
’Ah, eso tenía un gran auge durante mi tiempo en Hogwarts,’ dijo Lupin evocadoramente. ‘Hubo unos meses en quinto año cuando no podías moverte porque eras levantado en el aire por tus tobillos.

‘Mi papá lo usó,’ dijo Harry. ‘Yo lo vi, en el Pensadero, lo usó sobre Snape.’
Él trató de parecer casual, como si esto fuera un comentario desechable de ninguna importancia, pero no estaba seguro que hubiera logrado el efecto correcto. La sonrisa de Lupin también era un poco de entendimiento.
’Sí,’ dijo, ‘pero no era el único. Como digo, era muy popular. Tú sabes cómo estos hechizos vienen y van ...
’Pero eso suena a que fue inventado mientras usted estaba en el colegio,’ persistió Harry.
’No necesariamente,’ dijo Lupin. ‘Los hechizos entran y pasan de moda como todo lo demás.’
Él examinó la cara de Harry y luego dijo silenciosamente, ‘James era sangre pura, Harry, y te prometo, que nunca nos pidió llamarle ‘Príncipe’.’
Pretendiendo abandonar, Harry dijo, ‘¿y no era Sirius? ¿O usted?’
’Definitivamente no.’
’Ah.’ Harry miró fijamente en el fuego. ‘¿Solamente pensé? Bien, el príncipe me ha ayudado mucho en clase de Pociones.’
’¿Cuántos años tiene ese libro, Harry?’
’No lo sé, nunca he revisado.’
’Bien, quizás eso te dé alguna pista en cuanto a cuando el Príncipe estuvo en Hogwarts,’ dijo Lupin.
Un poco después de esto, Fleur decidió imitar el canto de Celestina, ‘Un Caldero Lleno de Caliente y Fuerte Amor’ qué todos los demás fueron tomando, una vez vislumbraron la señal para acostarse en la expresión de la Señora Weasley. Harry y Ron subieron de todas maneras a la alcoba del ático de Ron, donde una cama de campamento se había agregado para Harry.
Ron se durmió casi inmediatamente, pero Harry hurgo en su baúl y sacó su copia de ‘Fabricación de Pociones Avanzado’ antes de entrar a la cama. Allí él giró sus páginas, buscando, hasta que finalmente encontró, en el frente del libro, la fecha en que había sido publicado. Este tenía casi cincuenta años. Ni su padre, ni los amigos de su padre, habían estado en Hogwarts hace cincuenta años. Sintiéndose decepcionado, Harry devolvió el libro a su baúl, apagó la lámpara, y dio una vuelta, pensando en hombres-lobo y Snape, Stan Shunpike y el Príncipe Mestizo, y finalmente cayendo en un sueño incómodo, lleno de sombras que se arrastraban y los gritos de niños mordidos ...
’Ella debe estar bromeando.’
Harry se despertó, con lo que al principio parecía un bulto pandeado al final de su cama, se puso sus lentes y echó una mirada a su alrededor, la diminuta ventana estaba casi totalmente oscurecida por la nieve y delante de él estaba Ron muy erguido en la cama examinando lo que parecía una gruesa cadena de oro.
’¿Qué es eso?’ preguntó Harry.
’Es de Lavender,’ dijo Ron, pareciendo asqueado. ‘¿Honestamente pensó que yo la llevaría?’
Harry miró más detalladamente y soltó un grito de risa, pendiendo de la cadena en doradas letras grandes estaban las palabras: ’Mi Amor.’
’Bonito,’ dijo él, ‘elegante. Definitivamente deberías usarlo frente a Fred y George.’
’Si tu les dices,’ dijo Ron, empujando el collar fuera de la vista bajo su almohada, ‘yo, yo, quisiera ...’

‘Tartamudea en mí,’ dijo Harry, sonriendo abiertamente. ‘Vamos, yo lo habría hecho.’
’Cómo pudo ella pensar que me gustaría algo así, aunque ...’ Ron tomando un poco de aire, pareciendo más bien asustado.
’Bien, recuerda,’ dijo Harry. ‘¿Alguna vez le insinuaste que te gustaría salir en público con las palabras ‘Mi Amor’ alrededor de tu cuello?’
’Bien. Realmente no hablamos mucho,’ dijo Ron. ‘Es principalmente ...’
’Besuqueo,’ dijo Harry.
’Bien, sí,’ dijo Ron. Vacilando un momento, luego dijo, ‘¿Hermione realmente estaá saliendo con McLaggen?’
’No lo sé,’ dijo Harry. ‘Ellos estaban juntos en la fiesta de Slughorn, pero no creo que les fuera bien.’
Ron parecía ligeramente más alegre cuando hurgó más a fondo en su media. Los regalos de Harry incluían un suéter con una gran Snitch Dorada trabajada en el frente, hecho a mano por la Sra. Weasley, una caja grande de los productos ‘Sortilegios Weasley’ de los gemelos Weasley y un ligeramente húmedo, mohoso y maloliente paquete que venía con una etiqueta que decía, ‘Para el Amo, de Kreacher.’
Harry lo miró fijamente. ‘¿Crees que sea seguro abrir esto?’ preguntó.
’No puede ser nada peligroso, todo nuestro correo todavía es revisado en el Ministerio,’ contestó Ron, aunque estaba mirando el paquete de manera sospechosa.
’No pensé darle algo a Kreacher. ¿Dan las personas normalmente regalos de Navidad a sus elfos domésticos?’ Harry preguntó, pinchando el paquete cautelosamente.
’Hermione lo haría,’ dijo Ron. ‘Pero esperemos a ver lo que es antes de que comiences a sentirte culpable.’
Un momento después, Harry había dado un grito fuerte y había brincado fuera de su cama de campamento, el paquete contenía un gran número de gusanos.
’Lindos,’ dijo Ron, riéndose a carcajadas. ‘Muy atento.’
’Prefiero tener eso y no ese collar,’ dijo Harry y serenó enseguida a Ron.
Todo el mundo llevaba nuevos suéteres cuando se sentaron para el almuerzo de Navidad, todos excepto Fleur (en quien, aparentemente, la Señora Weasley no había querido gastar uno) y la misma Sra. Weasley, quien estaba luciendo un completamente nuevo sombrero de color azul media noche que relucía con lo que parecían diminutos diamantes parecidos a estrellas, y un espectacular collar dorado.
’Fred y George me los dieron, ¿No son hermosos?’

‘Bien, encontramos que te apreciamos cada vez más, Mamá, ahora lavamos nuestros propios calcetines,’ dijo George, agitando una mano ligera. ‘¿Pastinacas, Remus?’
’Harry, tienes un gusano en el pelo,’ dijo Ginny alegremente, inclinándose a través de la mesa para quitárselo, Harry sintió una erupción de piel de gallina en su cuello y eso no tuvo nada que ver con el gusano.
’Og, ogible,’ dijo Fleur, con un pequeño estremecimiento.
’¿Sí, verdad?’ dijo Ron. ‘¿Salsa, Fleur?’
En su impaciencia para ayudarle, él golpeó la salsera que voló, Bill agitó su varita mágica y la salsa se elevó en el aire y volvió dócilmente al cuenco.
’Eges tan malo como esa Tonks,’ dijo Fleur a Ron, cuando había terminado besando a Bill en agradecimiento. Ella siempge está golpeagndo.
’Invité a la querida Tonks a venir hoy,’ dijo la Sra. Weasley, bajando las zanahorias con fuerza innecesaria y mirando airadamente a Fleur. ‘Pero ella no vendrá. ¿Has hablado con ella últimamente, Remus?’
’No, no he estado muy en contacto con nadie,’ dijo Lupin. ‘¿Pero Tonks tiene su propia familia para ir, verdad?’
’Hmm,’ dijo la Sra. Weasley. ‘Tal vez. En realidad tengo la impresión de que estaba planeando pasar sola la Navidad.’
Ella dio a Lupin una mira de molestia, como si todo fuera su culpa, que ella estuviera obteniendo a Fleur para nuera en lugar de a Tonks, pero Harry, ahora echaba una ojeada a Fleur que estaba alimentando a Bill con trocitos de pavo de su propio tenedor, pensó que la Señora Weasley estaba luchando una batalla perdida. Él, sin embargo, recordó una pregunta que tenía con respecto a Tonks, ¿y a quién mejor para preguntar que a Lupin, el hombre que sabía todo sobre ‘Patronus’?
’El ‘Patronus’ de Tonks ha cambiado su forma,’ le dijo. ‘Sin embargo Snape dijo. Que no sabía que eso pudiera pasar. ¿Por qué cambiaría su ‘Patronus’?’
Lupin tomó su tiempo masticando su pavo y tragando antes de contestar despacio. ‘A veces, un gran shock. Un trastorno emocional.’
Parecía grande, y tenía cuatro piernas,’ dijo Harry, golpeado por un súbito pensamiento y bajando su voz. ‘Eh ... ¿no podría ser?’
’¡Arthur!’ dijo a la Sra. Weasley de pronto. Ella se había levantado de su silla presionando su mano sobre el corazón y miraba fijamente a la ventana de la cocina.
’¡Arthur! Es Percy.’
’¿Qué?’
El Sr. Weasley miró alrededor. Todos voltearon rápidamente a la ventana, Ginny se levantó para ver mejor. Allí, efectivamente, estaba Percy Weasley, cruzando a grandes pasos a través del patio nevado, sus anteojos de marco de cuerno destellaban a la luz del Sol. Sin embargo, no estaba solo.
’Arthur, es él, está con el Ministro.’
Y efectivamente, el hombre que Harry había visto en el Diario ‘El Profeta’, seguía a lo largo de la estela de Percy, cojeando ligeramente, su melena de pelo grisáceo y su capa negra moteada por la nieve. Antes de que cualquiera de ellos pudiera decir algo, antes de que el Sr. y la Sra. Weasley pudieran hacer más que un intercambio de atónitas miradas, la puerta trasera se abrió y allí se paró Percy.
Hubo un momento de doloroso silencio. Entonces Percy dijo bastante rígido, ‘Feliz Navidad, Madre.’
’¡Ah, Percy!’ dijo la Sra. Weasley, lanzándose a sus brazos.
Rufus Scrimgeour hizo una pausa en la entrada, y se inclinó en su bastón sonriendo al observar la conmovedora escena.
’Usted debe perdonar esta intromisión,’ dijo, cuando la Señora Weasley echaba una mirada hacia él, limpiando sus ojos. ‘Percy y yo estábamos en el vecindario trabajando, usted sabe y él no pudo resistirse a pasar a verlos a todos.’
Pero Percy no mostró la menor señal de querer saludar al resto de la familia. Él estaba de pie, pareciendo recto y torpe y miraba fijamente sobre la cabeza de todos los demás. El Sr. Weasley, Fred, y George estaban observando su petrificado rostro.
’Por favor, entre y siéntese, Sr. Ministro,’ tembló la Sra. Weasley, enderezando su sombrero. ‘¿Gusta un poco de pavo, o alguna otra cosa?’
’No, no, mi querida Molly,’ dijo Scrimgeour. Harry adivinó que él había comprobado su nombre con Percy antes de que entraran en la casa. ‘Yo no quiero entrometerme, no estaría aquí en absoluto si Percy no hubiera querido verlos a todos.’
’Ah, Percy,’ dijo la Sra. Weasley llorando y alcanzándolo para besarlo.
’Nosotros sólo estaremos durante cinco minutos, así que yo tendré un paseo alrededor del patio mientras usted se recobra con Percy. ¡No, no, yo lo aseguro yo no quiero interrumpir! Bien, si alguien gusta mostrarme su encantador jardín. Ah, ese jovencito ha terminado, ¿por qué no toma él un paseo conmigo?’
La atmósfera alrededor de la mesa cambió de manera perceptible. Todos miraban de Scrimgeour a Harry. Nadie pareció encontrar convincente el pretexto de Scrimgeour de que no sabía el nombre de Harry, O encontraran natural que él fuese escogido para acompañar al Ministro alrededor del jardín cuando Ginny, Fleur, y George también tenían sus platos limpios.
’Sí, bien,’ dijo Harry en silencio.
Él no fue engañado, ni los demás con el cuento de Scrimgeour sobre que ellos simplemente habían estado en el área y que Percy quiso visitar a su familia, ésta debería ser la verdadera razón por la que ellos habían venido, para que Scrimgeour pudiera hablar a solas con Harry.
’Está bien,’ dijo calladamente, cuando pasó junto a Lupin que estaba a medio parar de su silla. ‘Bien,’ agregó, cuando el Sr. Weasley abrió un poco su boca para hablar.
’Maravilloso,’ dijo Scrimgeour, apartándose para dejar pasar a Harry por la puerta frente a él. ‘Solamente daremos una vuelta alrededor del jardín, y Percy y yo nos iremos. ¡Continúen!’
Harry anduvo a través del patio hacia el anormalmente crecido jardín, nevado de los Weasley, Scrimgeour cojeaba ligeramente en su lado. Harry sabía que él había sido el Jefe de la Oficina de Aurores; parecía resistente y lleno de cicatrices de batalla, muy diferente de corpulento Fudge en su sombrero de copa.
’Encantador,’ dijo Scrimgeour, deteniéndose en la valla del jardín y asomándose afuera sobre el césped y las plantas indistinguibles. ‘Encantador.’
Harry no dijo nada. Él podría decir que Scrimgeour lo miraba.
’He querido conocerte hace mucho, mucho tiempo,’ dijo Scrimgeour, después de unos momentos. ‘¿Sabías eso?’
’No,’ dijo Harry sinceramente.
’Por supuesto, hace mucho tiempo. Pero Dumbledore ha sido muy protector contigo,’ dijo Scrimgeour. ‘Natural, desde luego, natural, después de lo que has pasado. Sobre todo lo que pasó en el Ministerio.’
Él esperó que Harry dijera algo, pero Harry no lo complació, entonces continuó, ‘he estado esperando una ocasión para dirigirme a ti desde que alcancé el cargo, pero Dumbledore tiene ¿Cómo decirlo? Más precauciones, previno esto.’
De todos modos Harry no dijo nada, y esperó.
’Los rumores que han fluido alrededor,’ dijo Scrimgeour. ‘Bien, por supuesto, nosotros dos sabemos cómo se tuercen las historias. Con todos esos cuchicheos de una profecía. De que tú eres ‘El Elegido’.
’Se están acercando,’ pensó Harry, esa es la razón por la que Scrimgeour esta aquí.
’Asumo que Dumbledore ha hablado de estos asuntos contigo.’
Harry reflexionó, preguntándose si debería mentir o no. Él echaba una mirada a las pequeñas huellas del gnomo alrededor de los macizos, en un maltrecho terreno que marcaba el lugar donde Fred había atrapado al gnomo que ahora llevaba el tutú en la cima del árbol de Navidad. Finalmente, decidió decir la verdad. O al menos una parte de ella.
’Sí, hemos hablado de ello.’
’Lo hiciste, lo hiciste.’ dijo Scrimgeour. Harry podría ver, con el rabillo de su ojo, a Scrimgeour que entrecerraba los ojos, así que pretendió estar muy interesado en un gnomo que simplemente había asomado su cabeza fuera de debajo de un rododendro helado. ‘¿Y qué te ha dicho Dumbledore, Harry?
’Lo lamento, pero eso es entre nosotros,’ dijo Harry. Él mantuvo su voz tan agradable como pudo, y el tono de Scrimgeour, también, era ligero y amistoso cuando dijo, ‘Ah, desde luego, si esa es una pregunta de confianza, yo no querría que lo divulgaras. No, no. y en todo caso, ¿realmente importa si eres o no ‘El Elegido’?’
Harry tenía que meditar durante unos segundos antes de responder. ‘Realmente no sé lo que usted quiere decir, Sr. Ministro.’
’Bien, a ti te importará enormemente, por supuesto,’ dijo Scrimgeour con una risa. ‘Pero a la gran comunidad mágica. ¿Es la percepción total, no? Las personas creen que eso es importante.’
Harry no dijo nada. Pensó que vislumbraba a donde quería llegar, pero él no iba a ayudar a Scrimgeour a conseguirlo. El gnomo bajo el rododendro ahora cavaba en busca de gusanos en sus raíces, y Harry mantuvo sus ojos fijos sobre él.
Las personas creen que tú eres ‘El Elegido’ verás,’ dijo Scrimgeour. ‘Ellos realmente lo piensan. Qué, por supuesto, tú eres ‘El Elegido’, Harry, ¿o no? ¿Cuántas veces te has enfrentado a Él-Que-No-Deber-Ser-Nombrado? Bien, sin embargo,’ continuó, sin esperar una respuesta, ‘el punto es, tú eres un símbolo de esperanza para muchos, Harry. La idea de que hay alguien allí afuera quién podría ser capaz, o que incluso podría estar destinado, a destruir a Él-Que-No-Deber-Ser-Nombrado. Bien, naturalmente, les da un empujón a las personas. Yo no puedo ayudar, pero siento que, una vez que comprendas esto, podrías considerar, casi un deber, estar al lado del Ministerio, y estimular a todos.’
El gnomo acababa de atrapar un gusano. Y ahora tiraba con mucha fuerza de él, tratando de sacarlo completamente de la tierra congelada. Harry estuvo en silencio tanto tiempo que Scrimgeour dijo, mirando de Harry al gnomo, ‘¿son graciosos los pequeñines, verdad? ¿Pero qué me dices, Harry?’
’No entiendo exactamente lo que usted quiere,’ dijo Harry despacio. ‘Estar al lado del Ministerio. ¿Qué significa eso?’
’Ah, pues nada peligroso, te aseguro,’ dijo Scrimgeour. ‘Si fueras visto pasando de vez en vez por el Ministerio, por ejemplo, eso daría una buena impresión. Y desde luego, mientras estés por allí, tendrías amplias oportunidades de hablar con Gawain Robards, mi sucesor como Jefe de la Oficina de Aurores. Dolores Umbridge me ha dicho que abrigas la ambición de convertirte en Auror. Bien, podrían arreglar eso muy fácilmente.’
Harry sintió que el enojo burbujeaba en la boca de su estómago: ‘¿Entonces Dolores Umbridge está todavía en el Ministerio?’
’Básicamente sí,’ dijo, como si solamente quisiera clarificar algunos puntos.
’¿Le gustaría dar la impresión que trabajo para el Ministerio?’
’Eso llevaría a todos a pensar que estás más implicado, Harry,’ dijo Scrimgeour, pareciendo aliviado de que Harry hubiera captado la idea tan rápidamente. ‘El Elegido’ tú sabes. Todo es por darle más esperanza a la gente, el sentimiento de que cosas emocionantes pasan.’
’¿Pero si me mantengo yendo y viniendo del Ministerio,’ dijo Harry, todavía procurando mantener su voz amistosa, ‘no parecerá como si yo aprobara lo que el Ministerio hace?
’Bien,’ dijo Scrimgeour, frunciendo el entrecejo ligeramente, ‘bien, sí, eso es en parte por lo que me gustaría.’
’No, no creo que eso funcionaria,’ dijo Harry en tono agradable. ‘Sabe, no me gustan algunas cosas que hace el Ministerio. Arrestando a Stan Shunpike, por ejemplo.’
Scrimgeour no habló por un momento, pero su expresión se endureció al instante. ‘Yo no esperaba que entendieras,’ él dijo, y no estaba tan acertado evitando el enojo del tono de su voz como Harry había sido, ‘stos son tiempos peligrosos, y ciertas medidas tienen que ser tomadas. Tú tienes dieciséis años.’
’Dumbledore es mucho más viejo que dieciséis, y él tampoco piensa que Stan debería estar en Azkaban,’ dijo Harry. ‘Usted hace de Stan un chivo expiatorio, justo como quiere hacer de mí una mascota.’
Ellos se miraron el uno al otro, con fuerza mucho tiempo. Finalmente Scrimgeour dijo, sin pretender acalorarse, ‘Ya veo. Tú prefieres, a Dumbledore como tu héroe y disociarte del Ministerio.’
’No quiero ser usado,’ dijo Harry.
’Algunos dirían que es un deber ser usado por el Ministerio.’
’Sí, y otros podrían decir que es un deber comprobar que esa gente realmente es un Mortífago antes de que usted los mande a prisión,’ dijo Harry, y su carácter ahora se elevaba. ‘Usted está haciendo lo mismo que Barty Crouch hizo. Usted nunca atrapará a las personas correctas, si usted hace lo que Fudge, fingiendo que todo es encantador mientras personas eran asesinadas justo bajo su nariz, o nosotros lo tendremos, mandando a la gente incorrecta a la cárcel y tratando de fingir que tiene ‘Al Elegido’ trabajando para usted.’
’¿Entonces tu no eres ‘El Elegido’?’ dijo Scrimgeour.
’Pensaba que había dicho que eso no tenía ninguna importancia,’ dijo Harry, con una risa amarga. ‘No para usted de todos modos.’
’No debería haber dicho eso,’ dijo Scrimgeour rápidamente. ‘Eso fue indiscreto.’
’¡No!, eso fue honesto,’ dijo Harry. ‘Una de las únicas cosas honestas que usted me ha dicho. Usted no se preocupa si yo vivo o muero, pero usted realmente se preocupa porque le ayude a convencer a todos de que usted está ganando la guerra contra Voldemort. No se me ha olvidado, Ministro. Él levantó su puño derecho. Allí, en el brillante blanco dorso de su fría mano, estaban las cicatrices que Dolores Umbridge lo había forzado a grabar en su propia carne: ‘No debo decir mentiras’. ‘No lo recuerdo precipitándose a mi defensa cuando yo trataba de decirle a todo el mundo que Voldemort había regresado. El Ministerio no estaba tan interesado en que fuéramos amigos el año pasado.’
Ellos estuvieron de pie en un silencio tan helado como la tierra bajo sus pies. El gnomo finalmente había logrado desenredar su gusano y ahora lo chupaba felizmente, apoyándose contra las ramas bajas del arbusto de rododendro.
’¿Dónde estará Dumbledore?’ dijo Scrimgeour con brusquedad. ‘¿A dónde va cuando se ausenta de Hogwarts?’
’Ni idea,’ dijo Harry.
’Y no me lo dirías si lo supieras,’ dijo Scrimgeour, ‘¿lo harías?’
’No, yo no,’ dijo Harry.
’Bien, entonces, tendré que ver sino puedo averiguarlo por otros medios.’
’Puede intentarlo,’ dijo Harry indiferentemente. ‘Pero usted parece más inteligente que Fudge, entonces yo habría pensado que usted habría aprendido de sus errores. Él trató de interferir en Hogwarts. Usted podrá haber notado que él ya no es más el Ministro, pero Dumbledore, todavía es director. Yo dejaría a Dumbledore solo, si fuera usted.’
Hubo una larga pausa.
’Bien, me queda claro que él ha hecho un gran trabajo contigo,’ dijo Scrimgeour, sus ojos fríos y duros detrás de sus anteojos de marco de alambre, ‘el hombre por y para Dumbledore lo eres Potter.’
’Sí, lo soy,’ dijo Harry, alegre, enderezándose, y volviendo su espalda al Ministro de Magia y regresando a trancos a la Casa.