Saturday, August 13, 2005

Capítulo 17: El Recuerdo de Slug por NuEvO

A la caida de la tarde, unos días después de Año Nuevo, Harry, Ron, y Ginny se juntaron al lado del fuego de la cocina para volver a Hogwarts. El Ministerio había creado una unión única a la Red Flu para devolver a los estudiantes rápidamente y sin peligro a la escuela. Sólo la Sra. Weasley les pudo decir adiós, porque el Sr. Weasley, Fred, George, Bill, y Fleur estaban todos en el trabajo. La Sra. Weasley se disolvió en algunas lagrimas en el momento de la despedida. Ella había estado llorando desde que Percy había llegado a casa durante Navidad con sus gafas salpicadas con la chirivía triturada (por lo cual Fred, George, y Ginny reclamaban todo el credito).
‘ No llores, Mamá,’ dijo Ginny, acariciándola en la espalda cuando la Sra. Weasley sollozó en su hombro. ‘Esta bien. ...’
‘Sí, no te preocupes por nosotros,’ dijo Ron, permitiendo a su madre plantar un beso muy mojado en su mejilla, ‘o por Percy. Él es tan imbecil, esto no es realmente una pérdida, verdad?’
La Sra. Weasley sollozó más fuerte que lo que alguna vez lo habia hecho cuando ella envolvió a Harry en sus brazos.
‘Prométeme que te cuidaras .... No te metas en problemas. ...’
‘Siempre lo hago, Sra. Weasley,’ dijo Harry. ‘Me gusta una vida tranquila, usted me conoce.’
Ella dio una sonrisita acuosa y se aparto. ‘Esten bien, entonces, todos ustedes. ...’
¡Harry se metio en la chimenea y gritó ‘Hogwarts!’ Él tenía una última vista breve de la cocina de los Weasleys y de La Sra. Wesley que tenia la cara llorosa antes de que se sumerja en las llamas; girando muy rápido, él vislumbró otros cuartos magicos, que fueron azotados fuera de su vista antes de que él pudiera conseguir una vista apropiada; entonces él redujo la velocidad, finalmente parándose directamente en la chimenea de la oficina de la Profesora McGonagall. Ella saco la vista de su trabajo apenas el salio por la chimenea.
‘Tarde, Potter. Trate de no dejar demasiada ceniza en la alfombra.’
‘No, Profesora.’ Harry enderezó sus gafas y aplanó su pelo cuando Ron llego girando a la vista. Cuando Ginny había llegado, los tres fueron en tropel desde la oficina de McGonagall hacia la Torre Gryffindor. Harry echó un vistazo a las ventanas del pasillo cuando ellos pasaron; el sol se hundía ya sobre las tierras alfombradas en la nieve más profunda que había estado sobre el jardín de la Madriguera. En la distancia, él podía ver a Hagrid alimentar a Buckbeak delante de su cabaña.
‘Chucherías,’ dijo Ron con seguridad, cuando ellos alcanzaron a la Señora Gorda, que parecía más pálida que de costumbre y se estremeció en su voz fuerte.
‘No,’ ella dijo.
¿’que quieres decir con ‘no’?’
‘Hay una nueva contraseña,’ dijo ella. ‘Y por favor no grite.’
¿’Pero hemos estado lejos, como se supone que sabriamos—?’

¡’Harry! ¡Ginny!’
Hermione se apresuraba hacia ellos, con la cara muy rosada y llevaba puesta una capa, sombrero, y guantes.
‘Regresé hace un par de horas, he ido a visitar a Hagrid y a Buck— quiero decir Witherwings,’ dijo ella jadeantemente. ¿’Pasaron una buena Navidad?’
‘Sí,’ dijo Ron inmediatamente, ‘bastante accidentada, Rufus Scrim—’] ‘tengo algo para ti, Harry,’ dijo Hermione, sin mirar a Ron, ni dar cualquier signo de que ella lo había oído. ‘Ah, entremos—la contraseña era,,mmm. Abstinencia.’
‘Exactamente,’ dijo la Señora Gorda con una voz débil, y se balanceó avanzado para revelar el agujero de retrato.
¿’Qué sucede con ella?’ preguntó Harry.
‘Consentida durante la Navidad, por lo visto,’ dijo Hermione, haciendo rodar sus ojos cuando ella mostró el camino en la sala común. ‘Ella y su amiga Violeta bebieron vino todo el camino desde el cuadro de los monjes hasta el pasillo de los encantamientos’-
Ella revolvió en su bolsillo durante un momento, luego sacó una voluta de pergamino con la escritura de Dumbledore en el.
‘Genial,’ dijo Harry, desenrollándolo inmediatamente para descubrir que su siguiente lección con Dumbledore fue programada para la noche siguiente. ‘Tengo muchas cosas para decirle — y a ti. Vamos a sentarnos—’
¡Pero en aquel momento hubo un chillido fuerte ‘de Ganamos - Ganamos!’ y Lavender Brown vino precipitadamente de la nada y se arrojó a los brazos de Ron. Varios espectadores rieron disimuladamente; Hermione dio una risa tintineante y dijo, ‘hay un cable terminado alli... Vienes. ¿Ginny?’
‘No, gracias, dije que encontraría a Dean,’ dijo Ginny, aunque Harry no pudiera dejar de notar que ella no pareció muy entusiasmada. Abandonando a Ron y a Lavender que estaban con los brazos entrecruzados, Harry condujo a Hermione a una de las mesas. ¿’Entonces, como estuvo tu Navidad?’
‘Ah, bien,’ Ella se encogió de hombros. ‘Nada especial. ¿Que era eso de ganamos-ganamos?’
‘Te diré en un minuto,’ dijo Harry. ‘mira, Hermione, no podes—’
‘No, no puedo,’ dijo ella rotundamente. ‘No preguntes.’
‘Pensé tal vez, vos sabes, durante la Navidad—’
‘Era la Señora Gorda que bebió una tina de vino de quinientos años, Harry, no yo. ¿Entonces, cuales eran esas noticias importantes que querias contarme?
Ella pareció demasiado feroz para discutir con el en aquel momento, entonces Harry dejó de hablar sobre Ron y contó todos lo que él había oído por casualidad entre Malfoy y Snape. Cuándo él terminó, Hermione se quedo pensando durante un momento y luego dijo, ‘no piensas que—?’
¿’—él pretendía ofrecerle ayuda de modo que él pudiera engañar a Malfoy y descubrir que planeaba?’
‘Bien, sí,’ dijo Hermione.
‘El papá de Ron y Lupin piensan igual,’ dijo Harry de mala gana. ‘Pero esto definitivamente prueba que Malfoy esta planeando algo y no puedes negar eso’.’ No, no puedo,’ ella contestó despacio.
¡’Y él actúa bajo las órdenes de Voldemort, tal como dije!’
‘Hmm. ¿realmente mencionaron ellos el nombre de Voldemort?’
Harry frunció el ceño, tratando de recordar. ‘No estoy seguro... ¿ Snape definitivamente dijo 'su maestro,' y quién más sería el?’
‘No sé,’ dijo Hermione, mordiendo su labio. ¿’Tal vez su padre?’
Ella miró fijamente todo el cuarto, por lo visto perdida en el pensamiento, hasta que noto a Lavender cosquilleando a Ron. ¿’Cómo esta Lupin?’
‘No bien,’ dijo Harry, y él le dijo todo sobre la misión de Lupin con los hombres lobos y las dificultades que él afrontaba. ¿’Has oído sobre Fenrir Greyback?’
‘ ¡Sí, he oido! ‘dijo Hermione, pareciendo asustada. ¡’Y tambien tu, Harry!’
¿’Cuándo,en Historia de la Magia? Sabes muy bien que nunca escuché ...’
¡’No, no, no en Historia de la Magia — Malfoy amenazó a Borgin con él!’ dijo Hermione. ¿’Detrás en el Callejón Knockturn, no recuerdas? ¡Él dijo a Borgin que Greyback era un viejo amigo de la familia y que él comprobaría el progreso de Borgin!’
Harry bostezó. ¡’Lo Olvidé! ¿Pero esto demuestra Malfoy es un mortífago, cómo el podria estar en contacto con Greyback sino?’
‘Es bastante sospechoso,’ respiró Hermione. ‘A menos que... ‘Ah, dale ,’ dijo Harry en la exasperación, ‘no puedes negarlo ahora!’
‘Bien... hay posibilidad de que esta sea una falsa amenaza.’ ‘Eres increíble, lo eres,’ dijo Harry, sacudiendo su cabeza.
‘Veremos quién tiene razón.... Te comerás tus palabras, Hermione, justo como el Ministro. Ah sí, me peleé con Rufus Scrimgeour también.. ..’
Y el resto de la tarde la pasaron ambos hablando del Ministro de la Magia, tanto Hermione, como Ron, pensaron que después de todo lo que el Ministerio dijo sobre Harry durante el año anterior, ahora estaban muy nerviosos para pedirle ayuda.
El nuevo trimestre comenzó la mañana siguiente con una sorpresa agradable para los de sexto año: un aviso grande había sido fijado en los tableros de anuncios de sala comun durante la noche.

LECCIONES DE APARICIÓN
Si usted tiene diecisiete años de edad o mas, o tendrá diecisiete antes del 31 de agosto, usted es apto para un curso de doce semanas de Lecciones de Aparición con un instructor de aparicion magica del Ministerio. Por favor firme abajo si le gustaría participar. Coste: 12 Galeones.

Harry y Ron se juntaron con la muchedumbre que empujaba alrededor del aviso y lo tomaba para escribir sus nombres. Ron sacaba sólo su pluma para firmar después de Hermione cuándo Lavender subió sigilosamente detrás de él, resbaló sus manos sobre sus ojos, y dijo, ‘Adivina quien, Ganamos - Ganamos’ Harry se dio vuelta para ver a Hermione andar con paso majestuoso a lo lejos; él la alcanzó, sin tener ningún deseo de quedarse con Ron y Lavender, pero a su sorpresa, Ron los alcanzó sólo un pequeño camino más allá del agujero de retrato, sus orejas estaban rojas y su expresión descontenta. Sin una palabra, Hermione se apresuró hasta alcanzar a Neville.
‘Entonces — Aparición,’ dijo Ron, su tono de voz dejo en claro que no debia mencionar lo que acababa de pasar. ¿’Debería ser una risa, eh?’
‘No lo sé,’ dijo Harry. ‘Tal vez es mejor cuando lo haces tu mismo, no lo disfruté mucho cuando Dumbledore me tomó para el paseo.’
‘Olvidé que lo habías hecho ya.... Me gustaría pasar la prueba en mi primer intento,’ dijo Ron, pareciendo deseoso. ¿’Fred y George lo hicieron,’ ‘Charlie falló, sin embargo, verdad?’ ‘Sí, pero Charlie era mas grande que yo’ — Ron sostuvo sus brazos fuera de su cuerpo como si fuera un gorila — ‘Entonces Fred y George no continuaron con ello mucho... no en su cara de todos modos... ¿’’Cuándo podemos dar la primera prueba?’ ‘Pronto cuando tengamos diecisiete años. ¡Eso es sólo marzo para mí!’ ‘Sí, pero no serías capaz de aparecerte aquí, no en el castillo...’
‘No es el punto, verdad? cada uno sabría que yo podría aparecerme si quisiera.’
Ron no era el único que estaba excitado con la perspectiva de la Aparición. Todo ese día hubo mucha conversación sobre la próximas, lecciones; ‘Que tan bueno sera cuando podamos nosotros solos—’ Seamus hizo clic sus dispositivos de llamada para indicar la desaparición. ‘Mí primo Fergus lo hace sólo para enojarme, espera hasta que yo pueda hacerlo y... Él nunca tendrá otro momento pacífico.. ..’
Perdido en visiones de esta perspectiva feliz, él chasqueó su varita con demasiado entusiasmo, de modo que en vez de producir la fuente de agua pura que era el objeto de hoy en la Lección de encantamientos, él soltó un avión parecido a una manguera que rebotó en el techo y golpeó el escritorio del Profesor Flitwick.
‘Harry ya se apareció,’ Ron dijo a Seamus ligeramente avergonzado, después de que el Profesor Flitwick se había secado con una onda de su varita y había puesto líneas de Seamus: ‘soy un mago, no un mandril que blande un palo.’ ‘Dum — er — alguien lo tomóy lo hizo aparecer con el’.
¡’Wow!’ susurraron Seamus y el, Dean, y Neville pusieron sus cabezas un poco más cerca para oír que se sentia aparecerse. Por el resto del día, Harry fue acribillado con peticiones a partir de los otros chicos de sexto, para describir la sensación de la Aparición. Todos ellos parecieron intimidados, más bien aplazados, cuando él les dijo que incómodo era, y él todavía contestaba preguntas detalladas a las ocho menos diez esa tarde, cuando él se vio obligado a mentir y decir que tenía que devolver un libro a la biblioteca, para escaparse a tiempo para su lección con Dumbledore.
Las lámparas en la oficina de Dumbledore estaban encendidas, los retratos de directores anteriores roncaban suavemente en sus cuadros, y el Tamiz de pluma estaba listo sobre el escritorio una vez más. Las manos de Dumbledore estaban a ambos lados de el, la derecha tan ennegrecida y quemada-mas que alguna vez. No pareció haberse curado en absoluto y Harry se preguntó, durante quizás por centésima vez, lo que había causado una herida tan distintiva, pero no preguntó; Dumbledore había dicho que él sabría finalmente y había, en cualquier caso, otro sujeto del que él quiso hablar. Pero antes de que Harry pudiera decir algo sobre Snape y Malfoy, Dumbledore habló.
¿’Oí que encontraste al Ministro de Magia durante la Navidad?’ ‘Sí,’ dijo Harry. ‘Él no quedó muy feliz conmigo.’
‘No,’ suspiró Dumbledore. ‘Él no quedó muy feliz conmigo tampoco. Debemos tratar de no hundirnos bajo nuestra angustia, Harry, pero seguir luchando.’
Harry sonrió abiertamente.
‘Él quiso que yo dijera a la comunidad magica que el ministro estaba haciendo un trabajo grandioso’.
Dumbledore sonrió..
‘Esto era idea de Fudge al principio, sabes. Durante sus ultimos días en el poder, cuando él trataba desesperadamente de que no lo echasen, él buscó una reunión contigo, esperando que tu le dieras apoyo — ‘
¿’Después de que todo lo que Fudge hizo el año pasado?’ dijo Harry furiosamente. ¿’Después de Umbridge?’
‘Le Dije a Cornelius que no había ninguna posibilidad de ello, pero la idea no murió cuando él se marchó. Unas horas después de que asumió Scrimgeour nos encontramos y él exigió que yo arregle una reunión contigo—’
¡’Por eso usted discutio con el ministro!’ Harry soltó. ‘Eso estaba en el diario El profeta’'
‘El Profeta está obligado a relatar la verdad de vez en cuando,’ dijo Dumbledore, ‘Sí, por eso discutimos. Bien, parece que Rufus encontró un camino en la esquina por fin.’
‘Él me acusó de ser 'el hombre por y para Dumbledore.'‘
‘Fue muy grosero de su parte.’
‘Le dije que lo era.’
Dumbledore abrió su boca para hablar y luego lo cerró otra vez. Detrás de Harry, Fawkes el fénix soltó un grito bajo, suave, musical. Harry sentía una intensa vergüenza cuando,de repente notó que los ojos azules brillantes de aquel Dumbledore parecían bastante acuosos, el miró fijamente de prisa sus propias rodillas. Cuando Dumbledore habló, sin embargo, su voz era completamente estable.
‘Eso me toca mucho, Harry’
‘Scrimgeour quería saber donde estabas cuando no se encontraba aquí, Profesor,’ dijo Harry, que seguía mirando sus pies.
‘Si, es muy ruidoso acerca de eso,’ dijo Dumbledore, ahora con tono alegre, y Harry pensó que era seguro volver a mirar de frente otra vez. ‘El hasta ha intentado seguirme. Ciertamente divertido. El seleccionó a Dawlish para seguirme. No fue amable. Hasta me he visto forzado a hechizar a Dawlish; Lo tuve que hacer nuevamente, me dio mucha pena.’
‘Entonces, siguen sin saber donde va?’ preguntó Harry, deseando tener más información acerca de esta intrigante situación, pero Dumbledore simplemente sonrió hasta la altura de sus gafas con forma de media luna.
‘No, no lo saben, y todavía no es el momento justo para que lo sepas. Ahora, sigamos, no falta nada no — ?’ ‘Si, de hecho, falta algo, seór,’ dijo Harry. ‘Es acerca de Malfoy y Snape.’
‘Profesor Snape, Harry.’
‘Si, señor. Los escuché sin querer en la fiesta de Slughorn . . . bueno, en realidad, los seguí. ...’
Dumbledore escuchó la historia de Harry con un rostro de impaciencia. Cuando Harry terminó, no habló durante un momento,hasta que dijo, ‘Gracias por contarme esto, Harry, pero sugiero que lo saques fuera de tu mente. No creo que tenga gran importancia.’
‘Qué no tenga gran importancia?’ repitió Harry con algo de incredulidad. ‘Profesor, entendió — ?’
‘Sí, Harry, bendito sea el extraordinario poder cerebral que tengo, entendí todo lo que me acabas de decir,’ dijo Dumbledore, un poco brusco. ‘Pienso que debes considerar la posibilidad de que yo haya entendido más de lo que tu lo haz hecho. De nuevo, te agradezco que hayas confiado en mi, pero dejame decirte que no acabas de decir nada que pueda inquietarme.’
Harry se sentó en silencio, fulminando con la mirada a Dumbledore. Lo que faltaba? Esto quería decir que Dumbledore, en efecto, había ordenado a Snape descubrir que se traía Malfoy en manos, en ese caso el había escuchado todo lo que Harry había escuchado decirle a Snape? O en realidad estaba realmente preocupado pero pretendía que no lo notara?
‘Entonces, señor,’ dijo Harry, deseando que le saliera una cortés y calma voz, ‘definitivamente, sigues confiando — ?’
‘He sido lo suficientemente tolerante para contestar ya esa pregunta,’ dijo Dumbledore, pero sin sonar más tolerante ya. ‘Mi respuesta no ha cambiado para nada.’
‘Debo pensar que no,’ dijo una voz baja; Phineas Nigellus estaba evidentemente pretendiendo estar dormido. Dumbledore lo ignoró.
‘Ahora, Harry, debo insistir en que continuemos. Tengo cosas más importantes que discutir contigo esta tarde.’
Harry se sentó sintiéndose amotinado. Como podría estar si acababan de rechazar el cambio de tema, si el insistía en discutir acerca de Malfoy? Pensando que había leído la mente de Harry, la cabeza de Dumbledore tembló.
‘Ah, Harry, cuán seguido pasa esto, hasta entre los mejores amigos! cada uno cree que lo que tiene para decir es más importante de lo que el otro tiene para contribuir!’
‘No creo que lo que tengas para decir no sea importante, señor,’ dijo Harry.
‘Bueno, tienes razón, porque lo es,’ dijo Dumbledore enérgicamente. ‘tengo dos recuerdos para mostrarte hoy, los dos obtenidos con enorme dificultad, y el segundo de ellos, creo, es el más importante de todos los que he conseguido.’
Harry no dijo nada ante esto; estaba muy enojado con la respuesta que le habían dado a sus sospechas, pero no había forma de seguir discutiendo.
‘Entonces,’ dijo Dumbledore, con voz chillona, ‘nos encontramos hoy para continuar con la historia de Tom Riddle, quien había dejado su anterior lección equilibrada en el umbral de Hogwarts. Tendrías que recordar cuán contento estaba con la noticia de que el era un mago, y que el negó mi compañia hasta el Callejon Diagon, y que yó previne a el en contra de continuar con las pechorías cuando llegue a Hogwarts.
‘Bueno, el comienzo de las clases llegaron, y con él, la llegada de Tom Riddle, un chico tranquilo con sus materiales de segunda mano, que se alineó con los otros de primer año para ser elegido. El quedó en Slytherin en el momento en el cual, el sombrero seleccionador se apoyó sobre su cabeza,’ siguió Dumbledore, ondeando su mano negra hacia donde estaba ubicado el sombrero seleccionador, calmo y sin movimiento. ‘Tan pronto como Riddle se enteró que el fundador de su Casa podía hablar con las serpientes, no lo se- tal vez esa tarde. Su conocimiento solo lo excito en incrementó su auto-suficiencia.
‘Sin embargo, si el estaba asustando a sus compañeros de Slytherin hablando en lengua Pársel, ninguna indirecta de ello llegó a oídos del personal. Él no mostró ningún signo de arrogancia en absoluto. Era muy inteligente y demasiado buen-mozo para ser críado en un orfanato, el naturalmente dibujaba atención y simpatía al personal desde el momento de su llegada. El parecía demasiado cortés, callado, y de 30 por su conocimiento. Ciertamente, todos estábamos impresionados con él.’
‘No les dijiste, señor, cómo era cuándo estaba en el orfanato?’ preguntó Harry.
‘No, no lo hice. Pensé que él ya no mostraba signos de remordimiento, creía posible que el quisiera ser perdonado y se había dado cuenta de su anterior comportamiento y resolví de perdonarlo. Elegí darle una oportunidad.’
Dumbledore se pausó y miró inquisitivamente a Harry, que estaba abriendo su boca para hablar. Aquí, de nuevo, la tendencia de Dumbledore de confiar en la gente sin rencor con las evidencias que ellos no se reservaban! Pero Harry recordó. . . .
‘Pero no confiaste realmente en él, señor, verdad? El me dijo . . . el Riddle que salió del diario me dijo, 'A Dumbledore nunca parecí gustarle tanto como a los otros profesores.'‘
‘Digamos que nunca tuve garantizado poder confiar en él,’ dijo Dumbledore. ‘Me vi obligado, no dejé de quitarle el ojo. No quise pretender que el viera un gran trato observandome al principio. El era muy cuidadoso conmigo; él lo sentía, estoy seguro, que en la emoción por descubrir su verdera identidad él ya me había dicho demasiado. Él fue más cuidadoso que nunca al revelar nada. Pero no pudo volver a atrás para quitar todo lo que él había revelado en su excitación, no con lo que el Señor Cole me había confiado. Sin embargo, el tenía la sensatez de nunca intentar de hechizarme como lo ha intentado con mis colegas.
‘Tan pronto como llegó al colegio, el se juntó con un grupo de seleccionados amigos; Entonces lo llamé, por que quería que tuviera un mejor trimestre, aunque como yo había notado, a Riddle no lo afectaba ninguno de ellos. Este grupo tenía como un glamour oscuro, en el castillo. Tenían una colección bastante variada, la ambición de no compartir la gloria, y la elección de un líder que les enseñara nuevas formas de crueldad.En otras palabras, ese grupo siguieron como mortífagos, y en efecto, algunos de ellos se hicieron los primeros mortífagos después de dejar Hogwarts.
‘Rígidamente controlados por Riddle, ellos nunca fueron detectados haciendo cosas malas, aunque sus siete primeros años en Hogwarts estuvieron marcados por un gran número de traviesos incidentes que nunca estaban satisfactoriamente conectados, lo más serio de todo, por supuesto, fue la apertura de la Cámara de los Secretos, que terminó en la muerte de una chico. Como tú sabes, Hagrid fue incorrectamente acusado de ese crimen.
‘No pude encontrar muchos recuerdos de Riddle en Hogwarts,’ dijo Dumbledore, poniendo su mano sana en el Pensadero. ‘Algunos de los que lo conocían, no estaban preparados para hablar acerca de él; estaban muy terrorificados. Lo que se, lo que encontré fuera de Hogwarts, después de un meticuloso esfuerzo, después de encontrar a los pocos que estaban preparados a hablar, después de encontrar recuerdos cuestionando a muggles y magos, testigos por consiguiente.
‘Esos a quienes pude persuadir de hablarme de los pensamientos de Riddle acerca de sus padres. Esto era inentendible, por supuesto; El creció en un orfanato, y naturalmente, quería saber como había llegado ahí. Parecía que había buscado en vano algún rastro del Señor Riddle en los escudos en la sala de trofeos, en la lista de prefectos de la escuela, incluso en los libros de Historia de la Magia. Finalmente se vió forzado a creer que su padre nunca había pisado Hogwarts. Creo que es ahí cuando el deja de llamarse así por siempre, asumiendo la identidad de Lord Voldemort, y comenzó las investigaciones acerca de la familia de su madre — la mujer la cual, debes recordar, que no debió ser una bruja por sucumbir como los muggles ante la muerte.
‘Todo él tenía que saber era acerca del nombre 'Marvolo,' que él sabía que era del padre de su madre. Finalmente, después de la investigación metriculosa, por viejos libros de familias mágicas, él descubrió la existencia de la línea de sobrevivencia de Slytherin. En el verano de su dieciséis año, él dejó el orfanato en el cual él volvía anualmente y salió para encontrar sus parientes Gaunt. Y ahora, Harry, si te quedas ...’:
Dumbledore se paró, y Harry vio que él sostenía otra vez la pequeña botella de cristal llena de la memoria que se arremolinaba.
‘Tuve mucha suerte de coleccionar este,’ dijo él, cuando vertió la masa reluciente en el Pensadero. ‘Como entenderás que lo hemos experimentado. ¿Vamos?’
Harry fue hasta la palangana de piedra y se dobló obedientemente hasta que su cara se hundiera por la superficie de la memoria; él sintió la sensación familiar de caer en la nada y luego aterrizó sobre un suelo de piedra sucio en la casi total oscuridad.
Le tomó varios segundos para reconocer el lugar, Dumbledore había aterrizado al lado de él. La casa de los Gaunt era más indescriptiblemente asquerosa ahora en todas partes que lo que Harry había visto alguna vez. El techo era grueso y con telarañas, el suelo estaba cubierto de mugre; el alimento mohoso y podrido estaba sobre la mesa entre una masa de potes encostrados. La única luz venía de una vela solitaria colocada en los pies de un hombre con pelo y barba tan crecida que Harry no podía ver ni sus ojos ni su boca. Él cayó en un sillón al lado del fuego, y Harry se preguntó durante un momento si él estaba muerto. Pero entonces se sintió un golpe fuerte en la puerta y el hombre se sacudió y se despertó, levantando una varita en su mano derecha y un cuchillo corto en su izquierda.
La puerta crujió abierta. Allí en el umbral, sosteniendo una lámpara pasada de moda, estaba de pie un muchacho Harry reconoció inmediatamente: alto, pálido, de cabellos morenos, y buen-mozo — Voldemort adolescente.
Los ojos de Voldemort se movieron despacio alrededor de la casucha y luego encontraron al hombre en el sillón. Durante unos segundos ellos se miraron el uno al otro, entonces el hombre asombrado, con muchas botellas vacías en sus pies golpeteando y tintineando a través del suelo.
¡’TÚ!’ él bramó. ¡’TÚ!’
Y él se precipitó embriagadamente hacia Riddle, con varita y cuchillo sostenidos en lo alto.
‘Párese.’
Riddle habló en Pársel. El hombre patinó en la mesa, enviando potes mohosos que se estrellaban en el suelo. Él contempló a Riddle. Hubo un silencio largo mientras ellos se contemplaron el uno al otro. El hombre lo rompió.
¿’Hablaste?’
‘Sí, lo hice,’ dijo Riddle. Él avanzó en el cuarto, permitiendo a la puerta balancearse cerrándose detrás de él. Harry no podía hacer menos que sentir una admiración resentida por la carencia completa de Voldemort al miedo. Su raza simplemente expresó la repugnancia y, quizás, la desilusión.
¿’Dónde está Marvolo?’ él preguntó.
‘Muerto,’ dijo el otro. ¿’Hace años muerto, verdad?’
Riddle frunció el ceño.
¿’Quién eres tú, entonces?’
¿’Soy Morfin, verdad?’
¿’El hijo de Marvolo?’
‘Por supuesto, que lo soy ...’ .
Morfin empujó el pelo de su cara sucia, para ver mejor a Riddle, y Harry vio que él llevaba puesto el anillo negro de Marvolo en su mano derecha.
‘Pensé que tu eras aquel muggle,’ susurró Morfin. ‘Te pareces misteriosamente a Muggle.’
¿’Qué Muggle?’ dijo Riddle bruscamente.
‘Esto Muggle del cual mi hermana se enamoró, el Muggle que que vivía en la gran casa en el camino,’ dijo Morfin, y él escupió de improvisto sobre el suelo entre ellos. ‘Te pareces tanto a él. Riddle. ¿Pero él es más viejo ahora, verdad? Él es más viejo que tú, ahora que lo pienso...’
Morfin pareció ligeramente aturdido y se balanceó un poco, todavía agarrado al borde de la mesa para el apoyo. ‘Él volvió, lo ve,’ añadió él tontamente.
Voldemort miraba fijamente a Morfin como si valorando sus posibilidades. ¿Ahora él se acercó un poco y dijo, ‘Riddle volvió?’
¡’Ar, él la abandonó, e hizo bien, casándose con la suciedad!’ dijo Morfin, escupiendo en el suelo otra vez. ‘Robándonos, antes de que ella se escapara. ¿, Dónde está el guardapelo, eh, donde está el guardapelo de Slytherin?’
Voldemort no contestó. Morfin tenía rabia otra vez; ¡él blandió su cuchillo y gritó, ‘Nos deshonró, ella lo hizo, esa pequeña puta! ¿Y usted, viniendo aquí y haciendo preguntas sobre todo esto? Estás acabado, acabado...’
Él miró hacia adelante, tambaleándose ligeramente, y Voldemort avanzó. Cuando él lo hizo, una oscuridad poco natural se cayó, extinguiendo la lámpara de Voldemort y la vela de Morfin, extinguiendo todo..... Los dedos de Dumbledore se cerraron fuertemente alrededor del brazo de Harry y ellos volvían al presente otra vez. La luz de oro suave en la oficina de Dumbledore pareció deslumbrar los ojos de Harry después de aquella oscuridad impenetrable. |
¿’Eso es todo?’ dijo Harry inmediatamente. ¿’Por se tornó todo oscuro, qué pasó?’
‘Porque Morfin no podía recordar más nada desde aquel punto en adelante,’ dijo Dumbledore, enviando a Harry atrás a su asiento. ‘Cuando él despertó la próxima mañana, él yacía en el suelo, completamente solo. El anillo de Marvolo ya no estaba.
‘Mientras tanto, en el pueblo de Pequeño Hangleton, una criada corría a lo largo de la Calle Mayor, gritando que había tres cuerpos en el salón de la casa grande: Tom Riddle muggle, su madre y su padre.
‘Las autoridades Muggle quedaron perplejas. Por lo que soy consciente, ellos no saben hasta este día como los Riddle murieron, porque el Avada Kedabra por lo general no deja signos de daño.... La excepción no se sienta antes de mí,’ añadió Dumbledore, con una cabeceada a la cicatriz de Harry. ‘El Ministerio, por otra parte, sabía inmediatamente que este era el asesinato de un mago. Ellos también sabían que alguien que odiaba a los Muggle vivió condenado en el valle de la casa de Riddle, un odia muggles que había sido encarcelado ya una vez por asesinato de muggles.
‘Entonces el Ministerio visitó a Morfin. Ellos no tuvieron que preguntárselo, usar Veritaserum o Legeremancia. Él se confesó culpable del asesinato sobre el terreno, dando los detalles que sólo el asesino podría saber. Él estaba orgulloso, él dijo, haber matado el Muggles, había estado esperando su posibilidad todos estos años. Él pasó su varita, que fue probada inmediatamente para haber sido usado para matar a los Riddle. Y él se permitió ser llevado a Azkaban sin una lucha.
Todo que lo molestó era el hecho que el anillo de sus padres había desaparecido. 'Él me matará por perderlo,' él dijo a sus captores repetidas veces. 'Él me matará por perder su anillo.' Y lo que, por lo visto, era todo lo que él alguna vez dijo desde ese momento. Él vivió el resto de su vida en Azkaban, lamentando la pérdida de la última reliquia de la familia Marvolo, y fue sepultado al lado de la prisión, junto a los otros desgraciados que han expirado dentro de sus paredes.’
¿’Entonces Voldemort robó la varita de Morfin y la usó?’ dijo Harry, sentándose.
‘Así es,’ dijo Dumbledore. ‘No tenemos ningun recuerdo para mostrarnos eso, pero pienso que podemos estar bastante seguros lo que pasó. Voldemort dejó estupefacto a su tío, tomó su varita, y procedió a través del valle a 'la casa grande sobre el camino.' Allí asesinó al hombre Muggle que había abandonado a su madre bruja, y, a sus abuelos Muggle, así borrando la última de la línea Riddle indigna y vengándose sobre el padre que nunca lo quiso. Entonces él volvió a la casucha de los Gaunt, realizó un tramo complejo de la magia, implantar una memoria falsa en la mente de su tío, puso la varita de Morfin al lado de su dueño inconsciente, metió en el bolsillo el anillo antiguo que él llevaba puesto, y se marchó.’
¿’Y Morfin nunca se dio cuenta que él no lo había hecho?’
‘Nunca,’ dijo Dumbledore. ‘Él dio una confesión completa y jactanciosa.’
¡’Pero él tenía esta verdadera memoria en él todo el tiempo! ¿’ ‘Sí, pero esto tomaría el trabajo de muchos expertos en Legeremancia para saberlo,’ dijo Dumbledore, ‘y por qué debería alguien entrar en la mente de Morfin cuándo él había admitido ya el delito? Sin embargo, yo era capaz de asegurar una visita a Morfin en las semanas pasadas de su vida, por un tiempo en el cual yo intentaba descubrir tanto como pude sobre el pasado de Voldemort. Extraje esa memoria con dificultad. Cuando vi lo que contenía, intenté usarlo para asegurar la libertad de Morfin de Azkaban. Antes de que el Ministerio tomara su decisión, Morfin había muerto.’
‘Pero cómo es que el Ministerio no se dio que Voldemort había hecho todo esto a Morfin? ‘ Harry preguntó furiosamente ‘Él era menor de edad entonces, verdad? ¡Pensé que ellos podrían descubrir la magia en un menor de edad!’ ‘Usted tiene toda la razón — ellos pueden descubrir la magia, pero no el autor: Usted recordará que usted fue culpado por el Ministerio del encantamiento que realizó—’
‘Dobby,’ gruñó Harry; esta injusticia todavía le dolía. ¿’Entonces si eres menor de edad y haces magia dentro de la casa de una bruja adulta o un mago, el Ministerio no sabrá?’
‘Ellos serán seguramente incapaces de contar quién realizó la magia,’ dijo Dumbledore, sonriendo ligeramente en la mirada de indignación de Harry. ‘Ellos confían en los padres de magos y brujas para hacer cumplir la obediencia de sus descendientes mientras estén dentro de sus paredes.’
‘Bien, eso es basura,’ dijo Harry. ¡’Mira lo que pasó aquí, mira lo que pasó a Morfin!’
‘Estoy de acuerdo,’ dijo Dumbledore. ‘Independientemente de Morfin, él no mereció morir como lo hizo, culpado por asesinatos que él no había cometido. Pero se está haciendo tarde, y quiero que veas este otro recuerdo antes de que nos separemos. ...’
Dumbledore tomó de un bolsillo interior otro frasco de cristal y Harry se calló inmediatamente, recordando que Dumbledore había dicho que este era el más importante que él había coleccionado. Harry notó que los contenido se mostraban difíciles de vaciarse en el Pensadero, como si ellos se hubieran coagulado ligeramente; ¿se estropearon los recuerdos?
‘Este no tomará mucho tiempo,’ dijo Dumbledore, cuando él había vaciado finalmente el frasco. ‘Estaremos de vuelta antes de que lo que crees. Una vez más al Pensadero, entonces...’
Y Harry cayó otra vez por la superficie de plata, encontrándose esta vez directamente delante de un hombre que él reconoció inmediatamente.
Era Horace Slughorn mucho más joven. Harry estuvo acostumbrado tanto a él calvo que le encontró desconcertante la vista de Slughorn con el pelo grueso, brillante, de paja; pareció como si él hubiera hecho cubrir con paja su cabeza, aunque hubiera ya un remiendo una bocha calva como un galeón brillante en su cabeza. Su bigote, menos masivo que el de estos días, era rubio. Él no era tan corpulento como el Slughorn que Harry conocía, aunque los botones de oro en su chaleco lujosamente bordado tomaban una buena cantidad de tensión. Sus pequeños pies que descansaban sobre un puf aterciopelado, él se sentaba bien atrás en un sillón alado cómodo, una mano que agarra una pequeña copa de vino, la otra en busca de una piña en una caja de cristal.
Harry miró alrededor cuando Dumbledore apareció al lado de él y vio que ellos estaban de pie en la oficina de Slughorn. Había una docena de muchachos holgazanes alrededor de Slughorn, todos sentados, y todos en la mitad de su adolescencia. Harry reconoció a Voldemort inmediatamente. Su cara era la más hermosa y él parecía más relajados que todos los otros muchachos. Su mano derecha está con negligencia sobre el brazo de su silla; Harry vio que él llevaba puesto el anillo de-oro-y-negro de Marvolo; él había matado ya a su padre.
¿’Señor, es verdad que el Profesor Merrythought se retira?’ él preguntó.
‘Tom, Tom, si yo supiera igualmente no podría decirte,’ dijo Slughorn, meneando una reprobación, con dedo cubierto por azúcar, a Riddle, arruinando el efecto ligeramente guiñando. ‘Debo decir, me gustaría saber donde usted consigue su información, muchacho, ya que sabes más que la mitad del personal.’
Riddle sonrió; los otros muchachos se rieron y lo echaron miradas de admiración.
‘Qua hay con su capacidad extraña de saber cosas que usted no debería, y su adulación cuidadosa de la gente que le importa — le agradeczco la piña, a propósito, usted tiene toda la razón, es mi favorita—’
Cuando varios de los muchachos se rieron disimuladamente, algo muy raro pasó. El cuarto entero estuvo de repente lleno de una niebla blanca gruesa, de modo que Harry podía ver solamente la cara de Dumbledore, quién estaba de pie al lado de él. Entonces la voz de Slughorn sonó por la niebla, extrañamente en voz alta, ‘Usted se equivocará, muchacho, que mis palabras te marquen.’
La niebla se despejó tan de repente como había aparecido y aún nadie hizo ningunar alusión, tampoco alguien miró como si algo extraño acabara de pasar. Desconcertado, Harry miró alrededor como un pequeño reloj de oro que estaba de pie sobre el escritorio de Slughorn había tocado las once.
¿’Bueno, es aquel tiempo correcto?’ dijo Slughorn. ‘Deberían ir yéndose, muchachos, o estaremos todos en problema. Lestrange, quiero su ensayo por mañana tendrás una detención. Lo mismo va para usted, Avery.’
Slughorn se levantó de su sillón y llevó su cristal vacío a su escritorio cuando los muchachos se fueron. Voldemort, sin embargo, se quedó. Harry podría decir que él había holgazaneado deliberadamente, queriendo ser el último en el cuarto con Slughorn.
‘Mira agudamente, Tom,’ dijo Slughorn, girando y encontrándolo todavía presenta. ‘Usted no quiere ser agarrado fuera de la cama a estas horas, y eres un prefecto.’
‘Señor, quiero preguntarle algo.’
‘Pregunte entonces, chico, pregunte....’
‘Señor, me preguntaba si usted sabe sobre... ¿sobre Horcruxes?’
Y pasó de nuevo: la niebla densa llenó el cuarto de modo que Harry no pudiera ver Slughorn o Voldemort en absoluto; sólo Dumbledore, sonriendo con serenidad al lado de él. Entonces la voz de Slughorn retumbó otra vez, como lo había hecho antes.
¡’No sé nada sobre Horcruxes y yo no le diría si supiera! ¡Ahora salga aquí inmediatamente y no me dejes atraparte diciendo eso otra vez!’
‘Bien, eso es todo,’ dijo Dumbledore apaciblemente al lado de Harry.
‘Tiempo de irse.’
Y los pies de Harry dejaron el suelo para caerse, segundos más tarde, delante del escritorio de Dumbledore.
¿’Esto es todo lo que hay?’ dijo Harry sin expresión.
Dumbledore había dicho que esta era la memoria más importante de todas, pero él no podía ver lo que era tan significativo en ella. Es verdad que la niebla, y el hecho que nadie pareció haberlo notado, eran raros, pero además de que nada pareció haber pasado salvo que Voldemort había hecho una pregunta y había dejado de conseguir una respuesta.
‘Como lo puedes haber notado,’ dijo Dumbledore, sentándose de nuevo detrás de su escritorio, ‘que la memoria ha sido manipulada.’
¿’Manipulada?’ repitió Harry, recostándose abajo también.
‘Ciertamente,’ dijo Dumbledore. ‘El profesor Slughorn se ha metido con sus propios recuerdos.’
¿’Pero por qué él haría esto?’
‘Como, pienso, él está avergonzado de lo que él recuerda,’ dijo Dumbledore. ‘Él ha tratado de refundir la memoria para mostrarse en una mejor luz, borrando aquellas partes que él no desea que yo vea. Es, cuando usted habrá notado, muy toscamente lo que ha hecho, y eso es todo lo bueno, ya que eso muestra que la memoria verdadera está todavía allí bajo las modificaciones.
‘Y entonces, por primera vez, re doy tarea, Harry. Tu trabajo para persuadir al Profesor Slughorn a divulgar la verdadera memoria, que será indudablemente nuestra información más crucial de todas.’
Harry lo contempló.
‘Pero seguramente, señor,’ dijo él, guardando su voz tan respetuosa como fuera posible, ‘usted no me necesita — usted podría usar Legeremancia ... o Veritaserum. ...’
‘El profesor Slughorn es un mago muy capaz, estará esperando ambas cosas,’ dijo Dumbledore. ‘Es más, el es mucho más bueno en Oclumancia que el pobre Morfin Gaunt, y yo estaría sorprendido si él no ha llevado un antídoto de Veritaserum con él desde que le impuse darme esta parodia de recuerdo.
‘No, pienso que serías tan tonto como para intentar arrancar la verdad del Profesor Slughorn por la fuerza, y esto podría hacer mucho más daño; no deseo que él deje Hogwarts. Sin embargo, él tiene sus debilidades como el resto de nosotros, y creo que usted es una persona que podría ser capaz de penetrar su defensa. Es lo más importante para asegurarnos la memoria verdadera, Harry.... Tan importante, que sólo lo sabremos cuando hayamos visto lo verdadero. De este modo, buena suerte... y buenas noches.’
Un poco desconcertado por el descarte abrupto, Harry se puso de pie rápidamente. ‘Buenas noches, señor.’
Cuando él cerró la puerta detrás de él, claramente oyó que Phineas Nigellus decía, ‘no puedo ver por qué el muchacho debería ser capaz de hacerlo mejor que usted, Dumbledore.’
‘Yo no pensaría como usted, Phineas,’ contestó Dumbledore, y Fawkes dio un grito bajo, musical, llorando.