Saturday, August 13, 2005

Capítulo 23: Horcruxes por Patricio

Harry podía sentir como se acababa el efecto de Felix Felicis cuando iba de regreso al castillo. El portón principal había permanecido abierto para él, pero en el tercer piso se encontró con Peeves, y evitó una detención por poco yéndose hacia un lado a uno de sus atajos. Para cuando llegó al retrato de la Dama Gorda y se quitó la Capa de Invisibilidad, no se sorprendió en encontrarla en un muy mal humor.
'¿Cómo se te ocurre llamar a esta hora?'
'Lo siento, tuve que salir a hacer algo importante.’
'Bueno, la contraseña fue cambiada en la media noche, así que por lo visto tendrás que dormir en el corredor, ¿verdad?'
'¡Debes estar bromeando!' dijo Harry '¿Por qué cambiarían la contraseña a medianoche?’
'Así es como son las cosas,' dijo la dama gorda. 'Si estás enojado ve y quéjate con el director, fue él quien aumentó la seguridad.’
'Fantástic," dijo Harry, mirando con furia el suelo. 'Realmente brillante. Si, iría y hablaría con Dumbledore, si estuviese aquí, porque fue él quien quiso que yo ...'
'Él esta aquí,' dijo una voz detrás de Harry. 'El profesor Dumbledore regresó a la escuela hace una hora.’
Nick Casi Decapitado iba avanzando hacia Harry, su cabeza se tambaleaba como siempre.
'Me lo dijo el Barón Sanguinario, que lo vio llegar,' dijo Nick. 'Apareció, según el Barón, de buena gana, aunque un poco cansado, por supuesto.’
'¿Dónde está?' preguntó Harry, con su corazón latiendo intensamente.
'Oh, quejándose y gritando en la Torre de astronomía, su lugar favorito para ...'
'No el Barón Sanguinario, ¡Dumbledore!'
'Oh, en su oficina,' dijo Nick Casi Decapitado. 'Creo, por lo que me dijo el Barón Sanguinario, tenía unos asuntos que tratar.’
'Si, los tenía,' dijo Harry, la emoción brotaba de su pecho ante la posibilidad de decirle a Dumbledore que había conseguido la memoria. Se volteó y volvió a correr con todas sus fuerzas, ignorando a la Dama Gorda, que lo llamaba.
'¡Regresa! Está bien, ¡Estaba mintiendo! ¡Estaba enojada porque me levantaste! ¡La contraseña sigue siendo ‘Cinta Caliente’!'
Pero Harry ya había avanzado a través del corredor, y en minutos, ya estaba diciendo la contraseña a las gárgolas, que se hicieron a un lado, permitiéndole a Harry el paso a través de la escalera en espiral.
'Entra,’ dijo Dumbledore cuando Harry tocó. Se le oía exhausto. Harry abrió la puerta. Allí estaba la oficina de Dumbledore, lucía igual que siempre, pero con un negro y estrellado cielo atrás de las ventanas.
'Vaya sorpresa Harry,’ dijo Dumbledore, '¿A qué debo este placer en estas horas?'
'Señor, la tengo. Tengo la memoria de Slughorn.’
Harry sacó la pequeña botella y se la mostró a Dumbledore. Por unos momentos el director se quedó asombrado. Luego, de su cara se asomó una gran sonrisa.
'¡Harry, estas son noticias espectaculares! ¡Muy bien hecho, por cierto! ¡Sabía que podías hacerlo!’
Todo lo que pasó hace una hora pareció olvidarse, él se apresuró hacia su escritorio, tomó la botella con la memoria de Slughorn con su mano herida, y vació el contenido de la botella en el gabinete donde guardaba el pensadero.
'Y ahora,’ dijo Dumbledore, poniendo el recipiente de piedra sobre el escritorio. 'Ahora, por fin, podremos ver … apresúrate Harry …'
Harry fue obedientemente hacia el pensadero, luego sintió como sus pies no pisaran el suelo de la oficina … otra vez se sintió entre la oscuridad, pero luego aterrizó en la antigua oficina de Horace Slughorn, con Tom Riddle en ella, teniendo en su dedo el brillante anillo negro-dorado de Marvolo.
Dumbledore aterrizó justo detrás de Harry justo cuando Riddle preguntaba: '¿Señor, es cierto que el profesor Merrytought se va a retirar?'
'Tom, Tom … Si lo supiera no podría decirtelo,’ dijo Slughorn, moviendo sus dedos dando a entender una forma reprobable a Riddle, pero sonriendo al mismo tiempo. 'Debo decir, que me gustaría saber de donde sacas tanta información muchacho, sabes más que la mitad del grupo de profesores.’
Riddle sonrió; los otros chicos rieron y le echaron miradas de admiración.
'Con tu habilidad de saber las cosas que no deberías, y tus cuidadosas relaciones con la gente importante (gracias por la piña, que por cierto, es mi favorita) ...' muchos de los chicos rieron de nuevo, ’... espero de forma muy confiada que subas a puestos importantes en el Ministerio de Magia en unos veinte años. Quince, si continúas mandándome piñas, ya que tengo muy buenos contactos en el Ministerio.’
Tom Riddle apenas sonrió, pero los demás rieron a gusto de nuevo. Harry supo, sin dudas, que Tom no era el chico con más edad en ese grupo, pero todos lo veían como una especie de líder.
'No sé si la política va conmigo señor,' dijo, cuando las risas ya habían acabado. 'No tengo los antecedentes correctos.’
Un par de los chicos se miraron de forma extraña entre ellos, Harry estaba seguro que ellos estaban disfrutando de un chiste privado, sin duda a cerca de lo que sabían, o sospechaban, de los famosos ancestros de su líder.
'Sin sentido,' dijo Slughorn abruptamente, 'es imposible que un mago con tus habilidades se quede estancado. No, tu llegarás lejos, Tom, nunca me he equivocado en un alumno hasta ahora.’
El pequeño reloj dorado que estaba sobre el escritorio de Slughorn marcó las once en punto atrás de él, cosa que hizo que éste volteara a ver.
'Vaya, ¿esa hora es? Más vale que se vayan chicos o estarán en problemas. Lestrange quiero tu ensayo mañana o tendrás detención, lo mismo va para ti, Avery.’
Uno por uno, lo chicos se fueron yendo del cuarto. Slughorn se volteó hacia su escritorio y depositó su botella vacía, un leve ruido lo hizo voltearse; Riddle aún estaba en el cuarto.
'Piensa bien Tom, no querrás ser atrapado a estas horas en los pasillos, y siendo prefecto …'
'Señor, quisiera preguntarle algo,' dijo Tom.
'Pregunta chico, pregunta,' dijo Slughorn.
'Señor … me preguntaba qué sabe usted a cerca de … Horcruxes.’
Slughorn se paró en seco enfrente de Riddle, sus dedos se clavaron firmemente en el vaso que estaba sosteniendo.
'¿Proyecto de Defensa contra las Artes Oscuras?'
Pero Harry podría decir por la expresión de su cara que Slughorn sabía perfectamente que esta no era una tarea escolar.
'No precisamente señor,' dijo Riddle. 'Me encontré con este término cuando estaba leyendo y no supe interpretarlo de manera correcta.’
'No … bien … sería muy difícil encontrar un libro en Hogwarts que te diera una explicación detallada a cerca de los Horcruxes, no Tom, esto es algo muy oscuro, muy oscuro de hecho …' dijo Slughorn.
'Pero usted obviamente sabe todo acerca de ellos, ¿no, señor? Quiero decir, un mago como usted ... lo siento, quiero decir, si no puede decirme, obviamente ... Solo quiero decir que si alguien puede decirme, es usted; así que solo pensé que …'
Estaba muy bien hecho, pensó Harry, el tono casual, los halagos discretos, todo estaba bien hecho. Él, Harry, había tenido mucha experiencia en tratar de sacar información a las personas para no poder reconocer una obra maestra. Podría decirse que Riddle añoraba esta información, tal vez hasta había trabajado por este momento durante semanas.
'Bien,' dijo Slughorn, sin mirar a Riddle, en su lugar observaba la parte superior de la caja de su piña cristalizada, 'bien, no dañaría a nadie si te explico a grandes rasgos, solo lo suficiente para que comprendas el término. Horcrux es la palabra que se usa para denominar a un objeto en el que una persona ha depositado una parte de su alma.’
'Sin embargo señor, sigo sin entender bien cómo funciona …' dijo Riddle.
Su voz estaba siendo controlada de manera cuidadosa, pero Harry pudo notar que Riddle estaba lleno de emoción.
'Bueno, verás, divides tu alma,' dijo Slughorn, 'y escondes una parte fuera del cuerpo, en un objeto. Entonces, si tu cuerpo es atacado, o inclusive destruido, no puedes morir, ya que parte de tu alma permanece en este mundo y sin daños. Pero por supuesto, existir en esa forma ...'
El rostro de Slughorn se contorsionó, y Harry se vio a sí mismo recordando algo que él había oído hace dos años: 'Fui sacado de mi cuerpo, fui menos que un espíritu … menos que un insignificante fantasma …sin embargo, estaba con vida.’
'… pocos lo querrían Tom, muy pocos, la mayoría preferiría morir.’
Pero el hambre de Riddle ya era aparente, su expresión estaba inundada de avaricia, ya no podía seguir escondiendo su deseo.
'¿Cómo divides tu alma?’
'Bueno,' dijo Slughorn, muy incómodo. 'Debes entender que se supone que el alma tiene que permanecer intacta y dentro del cuerpo; separarla es un acto violatorio, no es natural.’
'¿Pero cómo lo haces?'
'Mediante un acto maligno ... el acto maligno por supremacía. Mediante un asesinato. Al matar divides tu alma en pedazos. El mago que asesine puede crear un Horcrux para usar este daño del alma a su favor: él puede encerrar la porción separada ...'
'¿Encerrar? ... Pero ¿cómó?'
'Hay un hechizo, no me preguntes cuál, no lo sé,' dijo Slughorn moviendo la cabeza como un viejo elefante espantando a los mosquitos '¿Parece que lo he intentado? ¿Luzco como un asesino?’
'No, señor, por supuesto que no,' dijo Riddle rápidamente, 'Lo siento … no quise ofender …'
'No, por supuesto que no, no me sentí ofendido,' dijo Slughorn, 'es natural el sentir cierta curiosidad en estos temas … magos de cierto calibre siempre han sido atraídos por ciertos aspectos de la magia …'
'Sí, señor', dijo Riddle, 'Lo que aún no entiendo, solo por curiosidad, digo, ¿Sería de mucho uso un Horcrux? ¿No podrías dividir tu alma en más piezas? ¿No sería mejor, te haría más fuerte, dividir tu alma en más pedazos? Digo, ¿qué no es siete el número mágico más poderoso, no podrían siete ...?'
'¡Por las barbas de Merlín, Tom!' se quejó Slughorn, '¡Siete! ¿Qué no es lo suficientemente malo el matar una vez? Y en cualquier caso … suficientemente malo el hecho de dividir el alma … pero el quebrantarla en siete ocasiones …'
Slughorn lucía en graves problemas ahora: él estaba viendo con preocupación a Riddle, ya que nunca antes lo había visto planeando algo, y Harry podría decir que Slughorn estaba sumamente arrepentido de haber entrado en la conversación.
'Por supuesto,’ dijo, 'todo lo que hemos discutido es hipotéticamente hablando, ¿verdad? Con fines académicos …'
'Sí, señor, por supuesto,’ agregó Riddle de manera rápida.
'Todo es lo mismo, Tom … mantente discreto acerca de lo que te dije ... es decir, de lo que hablamos. A la gente no le gustaría saber que hemos hablado de los Horcruxes. Es un tema censurado aquí en Hogwarts, ya sabes … Dumbledore en especial se opone a ellos …'
'No diré ni una palabra, señor,' dijo Riddle, y se fue, pero no sin antes hacer un gesto en su rostro, que Harry vio que era de una salvaje felicidad que no encajaba en sus facciones refinadas, pero que lo hacía, de alguna forma, menos humano …
'Gracias Harry,’ dijo Dumbledore casi en silencio, 'Vámonos ...'
Cuando Harry aterrizó en la oficina de Dumbledore, éste ya estaba sentado en su escritorio, Harry se sentó también, y esperó a que Dumbledore hablara.
'He estado esperando por esta evidencia por mucho tiempo,’ dijo Dumbledore después de un momento. 'Esto confirma la teoría en la que he estado trabajando, me dice que estoy en lo correcto, y también todo lo que falta por hacer …'
De repente, Harry se dio cuenta que todos los retratos de los anteriores directores estaban despiertos y escuchando atentamente su conversación. Un retrato de un mago corpulento con una nariz muy roja acababa, de hecho, de sacar una especie de trompeta para su oreja, con el fin de escuchar mejor.
'Bueno, Harry,’ dijo Dumbledore, 'estoy seguro que entiendes el significado de lo que acabamos de escuchar. Casi a la misma edad que tienes ahora, Tom Riddle estaba buscando por todos los medios posibles la forma de hacerse inmortal.’
'¿Entonces piensa que lo logró, profesor?', preguntó Harry, '¿Él hizo un Horcrux? ¿Ésa es la razón por la que no murió cuando me atacó? ¿Tenía un Horcrux escondido en alguna parte? ¿Una porción de su alma estaba a salvo?’
'Una porción … o más …', dijo Dumbledore, 'Oíste a Voldemort, lo que él quería era una opinión de Horace a cerca de lo que le pasaba a un mago que creara más de un Horcrux, qué le pasaría a un mago que estuviese tan determinado a evadir la muerte, que fuese capaz de asesinar varias veces, de quebrar su alma varias veces, para poder depositarla en varios Horcruxes. Ningún libro sería de capaz de darle esa información. Hasta donde sé, que es lo mismo que Voldemort sabía, ningún mago había separado su alma en más de dos pedazos.’
Dumbledore se detuvo por un momento, aparentemente calculando sus pensamientos, y luego dijo, 'Hace cuatro años recibí algo que consideré que era una prueba de que Voldemort había separado su alma.’
'¿Dónde?', preguntó Harry, '¿Cómo?’
'Tu me diste esa prueba, Harry,' dijo Dumbledore, 'el diario, el diario de Riddle, el que daba instrucciones de cómo reabrir la Cámara de los Secretos.’
'Sigo sin entender, señor,’ dijo Harry.
'Bueno, el diario trabajó como se supone que lo hace un Horcrux ... en otras palabras, el fragmento de alma que estaba escondido dentro del diario se mantuvo a salvo y sin dudas jugó su papel en evitar la muerte de su amo. Pero no hay dudas de que lo que realmente quería Riddle es que alguien leyera su diario, quería que ese trozo de su alma habitara o poseyera el cuerpo de alguien más, para que el monstruo de Slytherin pudiese ser liberado de nuevo.’
'Bueno, él no quería que todo el trabajo que puso en él fuese en vano,’ dijo Harry, 'Él quería que la gente supiera que era el heredero de Slytherin, porque en su momento no pudo tomar crédito alguno.’
'Muy bien,' dijo Dumbledore, sonriendo, 'pero no ves, Harry, que si él hubiese querido que el diario se fuese pasando u otorgando a algún futuro estudiante de Hogwarts, estaría siendo muy irresponsable acerca de ese invaluable fragmento de su alma que había dentro del diario. El punto en un Horcrux es, como dijo el profesor Horace Slughorn, mantenerlo lo más a salvo posible, no meterlo en el camino de alguien más y correr el riesgo de que el preciado trozo de alma sea destruído, como de hecho pasó: Ese trozo de su alma ya no existe, tú te encargaste de destruirlo ... La manera en que trató Voldemort a ese Horcrux me levantó varias sospechas. Esto sugería que él había hecho, o estaba planeando hacer, más Horcruxes, así que la pérdida del primero no parecía tan importante. Yo en lo personal no quise creer esto, pero nada más parecía tener sentido. Luego tú me dijiste, dos años después, que la noche en que Voldemort obtuvo su cuerpo, hizo un alarmante comentario hacia sus Mortífagos: 'Yo, quien he ido más allá que cualquier otro mago hacia los caminos que guían a la inmortalidad' esto fue lo que tu me dijiste que él dijo: '¡Más allá que cualquier mago!', y yo creía que sabía que era lo que significaba esto, pero los Mortífagos no. Voldemort se refería a sus Horcruxes, Horcruxes en plural Harry, lo que ningún otro mago había hecho. Luego todo encajaba: Lord Voldemort parecía hacerse menos humano con el paso de los años, y eso solo es explicable si su alma se hubiese quebrado en pedazos más allá de lo que podría llamarse 'mal común' …'
'¿Así que se ha hecho a sí mismo imposible de matar mediante el asesinato de gente?' dijo Harry, '¿Por qué no pudo hacerse una piedra filosofal, o robarse una, si estaba tan interesado en la inmortalidad?'
'Sabemos que eso fue exactamente lo que quiso hacer hace cinco años,’ dijo Dumbledore, 'pero hay varias razones por las que, creo, una piedra filosofal puede ser menos provechosa para Lord Voldemort que un Horcrux. Mientras que el elixir de la larga vida la extiende, debe ser tomado con regularidad por toda la eternidad, para que el que lo usa pueda seguir siendo inmortal. Con esto Voldemort podría ser completamente dependiente del elixir; y si éste se acababa, o se contaminaba, o si la piedra era robada, Voldemort hubiese muerto como cualquier otro hombre. Recuerda que a Voldemort le gusta existir en la soledad. Creo que la idea de ser dependiente del elixir hubiese sido intolerable para él. Por supuesto, él estaba preparado para tomar el elixir si éste hubiese sido capaz de liberarlo de la media-vida que había estado llevando después de atacarte, pero para obtener un cuerpo. Después de esto, estoy convencido, él hubiese seguido dependiendo de sus Horcruxes. El no necesitaría nada más, si tan solo pudiese recuperar su forma humana. Él ya era inmortal … o lo más cerca de ser inmortal de lo que se puede estar. Pero ahora, Harry, armados con esta información que has obtenido de la memoria de Slughorn, estamos más cerca al secreto de cómo acabar con Voldemort de lo que nadie nunca ha estado antes. Tú lo escuchaste Harry: ‘¿No sería mejor, te haría más fuerte, dividir tu alma en más pedazos? Digo, ¿qué no es siete el número mágico más poderoso? …’ que es el siete el número mágico más poderoso … sí, es verdad … la idea de dividir su alma en siete pedazos, sin duda, debió parecerle atractiva a Voldemort.’
'¿Fue capaz de hacer siete Horcruxes?,' dijo Harry con horror, mientras varios de los retratos de alrededor hicieron el mismo tipo de gesto. 'Pero podrían estar en cualquier parte del mundo ... escondidos, enterrados o invisibles …'
'Estoy contento de ver que llegaste a apreciar la magnitud del problema,’ dijo Dumbledore con calma, 'pero primeramente, Harry, no son siete: son seis, el séptimo permanece en el actual cuerpo de Voldemort, fue el que le permitió sobrevivir cuando estuvo en su exilio.’
'Pues entonces, los seis Horcruxes,’ dijo Harry un tanto desesperado, '¿Cómo se supone que los vamos a encontrar?’
'Estás olvidando … que tu ya has destruido uno. Y yo ya destruí otro.’
'¿Lo ha hecho?', dijo Harry, asombrado.
'De hecho, sí,' dijo Dumbledore, y alzó su ennegrecida y quemada mano. 'El anillo, Harry, el anillo de Marvolo. Y una terrible maldición que estaba sobre él. Sino hubiese sido, perdóname la expresión sin modestia, por mis grandes habilidades, y por la ayuda que me proporcionó el profesor Snape cuando regresé al colegio, increíblemente herido, no hubiese vivido para contarlo. De todas formas, una mano herida parece un precio razonable en cambio de uno de los siete pedazos de alma de Voldemort. El anillo ya dejó de ser un Horcrux.’
'¿Pero cómo lo encontró?’
'Bueno, como sabes, durante muchos años he estado averiguando todo lo posible acerca del pasado de Voldemort. He viajado mucho, y visitado aquellos lugares que él solía frecuentar. Me topé con el anillo en la vieja casa de Gaunt, estaba muy bien escondido. Parecía que una vez que Voldemort selló en el anillo una parte de su alma, ya no iba a usarlo nunca más. Lo escondió tras encantamientos muy poderosos, en la casa donde sus ancestros vivían (por supuesto, Morfin ya había sido mandado a Azkaban), Voldemort nunca imaginó que yo algún día me tomaría la molestia de visitar aquel lugar, que ya estaba hecho ruinas, o que observaría con detenimiento la magia usada a su alrededor.’
'Como sea, no deberíamos felicitarnos tan deprisa. Tu destruiste el diario, y yo el anillo; pero si estamos en lo correcto en nuestra teoría de los siete Horcruxes, todavía faltan cuatro.'
'¿Y podrían ser cualquier cosa?', preguntó Harry. 'Podrían estar en pequeñas latas o … no sé … en botellas vacías …'
'Estás pensando en trasladores, Harry, que deben ser objetos ordinarios, fáciles de pasar por alto. Pero, ¿guardaría Lord Voldemort los trozos de su preciada alma en pequeñas latas o botellas viejas? Estás olvidando lo que ya te he enseñado. A Lord Voldemort le gustaba coleccionar trofeos, y él prefiere objetos con una poderosa historia mágica. Su orgullo, su creencia en su propia superioridad, su determinación para posicionarse en un lugar destacado en la historia mágica; estas cosas me sugieren que Voldemort escogió con cuidado sus Horcruxes, teniendo en cuenta objetos merecedores de este honor.’
'El diario no era para nada especial.’
'El diario, como ya habías dicho, era prueba de que él era heredero de Slytherin. Estoy seguro que Voldemort consideraba el diario de suma importancia.’
'¿Y los otros Horcuxes?' dijo Harry. '¿Cree saber qué son, señor?'
'Solo puedo suponer,' dijo Dumbledore. 'Por las razones que ya di, creo que Voldemort hubiese preferido objetos que tuvieran algo de grandeza por ellos mismos. He viajado hacia el pasado de Voldemort para ver si puedo encontrar evidencia de que ciertos objetos hayan desaparecido en torno a él.’
'¡El medallón!' dijo Harry en voz muy alta, '¡La copa de Hufflepuff!'
'Sí', dijo un sonriente Dumbledore, 'Estaré listo para apostar, tal vez no mi otra mano, pero un par de dedos, que se volvieron los Horcruxes tres y cuatro. Los dos faltantes, asumiendo de nuevo que creó un total de seis, son más problemáticos; pero podría decir que, teniendo ya asegurados objetos de Slytherin y de Hufflepuff, que los dos Horcruxes restantes permanecen en objetos de Gryffindor y Ravenclaw. Cuatro objetos de los cuatro fundadores podrían, estoy seguro, dar una gran ayuda a la imaginación de Voldemort. No te puedo decir si fue capaz de obtener una reliquia de Ravenclaw o no, pero lo que sí te puedo decir es que el único objeto conocido de Gryffindor permanece a salvo.’
Dumbledore apuntó con sus ennegrecidos dedos la pared que se encontraba atrás de él, donde una espada con rubíes incrustados permanecía en un recipiente de vidrio.
'¿Cree que esa es la verdadera razón por la que Voldemort quería regresar a Hogwarts, señor?' dijo Harry, '¿Para tratar de encontrar algo de los otros dos fundadores?’
'Precisamente', dijo Dumbledore. 'Pero desgraciadamente, eso no nos da mucha ventaja, porque él fue rechazado antes, o eso es lo que creo, que fuera capaz de registrar la escuela. Me veo forzado a decir que no cumplió su objetivo de encontrar cuatro objetos correspondientes a los fundadores. Definitivamente tiene dos, o inclusive hasta tres, que es lo mejor que podemos hacer por ahora.’
'Inclusive si obtuvo algo de Gryffindor o de Ravenclaw, eso todavía deja seis … ¿a menos que haya obtenido ambos?'
'No lo creo,’ dijo Dumbledore. 'Creo que sé cuál es el sexto Horcrux. Me pregunto que dirías si te dijera que he estado muy curioso por el comportamiento de la serpiente … ¿Nagini?'
'¿La serpiente?,’ dijo Harry, incrédulo. '¿Puedes usar animales como Horcruxes?'
'Bueno, no es muy recomendable,’ dijo Dumbledore. 'Porque confiarle un trozo de tu alma a algo que puede moverse y pensar por sí mismo es obviamente un negocio muy riesgoso. De todas formas, si mis cálculos son correctos, a Voldemort todavía le faltaba un Horcrux para completar su meta cuando entró a la casa de tus padres con la intención de matarte. Parece que él reservaba el proceso de hacer Horcruxes a las muertes más importantes. Tú, sin duda, habrías sido una. Voldemort creía que al matarte eliminaba el peligro que le decía la profecía. Él creía que se estaba haciendo invencible. Estoy seguro que intentaba hacer su último Horcrux con tu muerte. Como bien sabemos, falló. Después de un intervalo de varios años, él usó a Nagini para matar a un anciano Muggle, y tal vez entonces se le ocurrió convertirla en su último Horcrux. Ella subrayaba la conexión que él tenía con Sytherin, que era lo que encerraba el misterio de Lord Voldemort; creo que, tal vez, estaba más cerca de ella de lo que podría estar a cualquier cosa, sin duda a él le gustaba tenerla cerca, e inclusive parece que tiene un control inusual sobre ella, inclusive para un parsel hablante.’
'Bueno,' dijo Harry. 'El diario está destruido, al igual que el anillo. El medallón, la copa y la serpiente siguen intactos, ¿y usted cree que hay un Horcrux que alguna vez perteneció a Gryffindor o Ravenclaw?'
'Una admirable agilidad en tu comprensión, y un excelente sumario, sí,' dijo Dumbledore, aceptando igualmente con su cabeza.
'¿Así que … ¿usted sigue buscándolos, señor? ¿Eso es lo que hace cuando se va de la escuela?'
'Correcto,' dijo Dumbledore, 'los he estado buscando por un largo tiempo. Creo … que tal vez … esté cerca de encontrar otro. Hay signos alentadores.’
'Y si lo hace,' dijo Harry rápidamente, '¿Podría ir con usted y ayudarlo en algo?'
Dumbledore miró intensamente a Harry por un período de tiempo antes de decir 'Supongo que sí.’
'¿Puedo?' dijo Harry, que se fue un poco para atrás.
'Oh, sí,' dijo Dumbledore, mientras sonreía abiertamente. 'Creo que has aprendido bien.’
Harry sintió cómo latía su corazón. Era excelente el no oír palabras de protección o precaución por primera vez. Los cuadros de los directores parecían menos impresionados por la decisión de Dumbledore; Harry vio a algunos de ellos moviendo sus cabezas y que Phineas Nigellus se quejaba con incredulidad.
'¿Sabe Voldemort cuando un Horcrux es destruído? ¿Puede sentirlo?' preguntó Harry, ignorando a los retratos.
'Una pregunta interesante, Harry. Yo pienso que no. Pienso que Voldemort está tan inmerso en maldad, y estas partes tan importantes fueron dejadas desde hace tanto tiempo, que él no siente nada cuando las destruímos. Tal vez, al momento de su muerte, se de cuenta de su pérdida … pero, por ejemplo, él no se había dado cuenta de la pérdida del Horcrux del diario hasta que forzó a decirle la verdad a Lucius Malfoy. Se me informó que cuando Voldemort descubrió que el diario había sido mutilado y que el Horcrux que llevaba dentro había sido destruido, su ira fue implacable.’
'Pero yo creí que Voldemort quería que Lucius Malfoy metiera el diario a la escuela ...'
'Sí, hace años, cuando estaba seguro de poder crear más Horcruxes, pero de todas formas Malfoy debía esperar a que Voldemort le dijera que introdujera el diario, cosa que Voldemort nunca hizo ya que se desvaneció antes de dar aquella orden. No hay duda de que él pensó que Lucius no se atrevería a hacer nada con el diario hasta que él regresara; pero no estaba contando con que Lucius tenía miedo, y no sentía seguridad con un amo que había desaparecido desde hace años y que probablemente estaba muerto. Tengo entendido que Voldemort le había dicho que la finalidad del diario era la de reabrir la Cámara de los Secretos, que estaba claramente encantada. Si Lucius hubiese sabido que tenía una pieza del alma de su maestro, sin duda la hubiese tratado con más respeto, pero en lugar de eso lo utilizó para beneficiarse en un fin propio. Al plantarlo en la hija de Arthur Wasley, él estaba haciendo una campaña para desacreditar a Arthur, mientras que él mismo se deshacía de un objeto mágico muy oscuro. Ah, pobre Lucius … con el hecho de haber perdido el Horcrux de Voldemort, y el fiasco que se llevó en el Ministerio el año pasado, estoy seguro que se siente a salvo, por el momento, en Azkaban.’
Harry se sentó a pensar por un momento, luego preguntó, '¿Así que si todos los Horcruxes son destruidos, Voldemort podrá ser matado?'
'Sí, eso creo,' dijo Dumbledore, 'sin sus Horcruxes, Voldemort será un hombre mortal con una mermada y disminuida alma. Pero nunca olvides, que aunque su alma haya sido destrozada, su cerebro y sus poderes mágicos permanecen intactos. Son necesarias unas habilidades impresionantes para poder matar a un mago con el poder de Voldemort, inclusive sin sus Horcruxes.’
'Pero yo no tengo habilidades impresionantes, ni un gran poder,' dijo Harry, antes de poder contenerse.
'Sí, si las tienes,' dijo Dumbledore con firmeza. 'Tienes un poder que Voldemort nunca tendrá, tú puedes ...'
'¡Lo sé!' dijo Harry impaciente. '¡Yo puedo amar!’ Fue con mucha dificultad que pudo detenerse de decir algo impropio. '¡Gran cosa!'
'Sí, Harry, tú puedes amar,' dijo Dumbledore, que parecía saber perfectamente lo que Harry estuvo a punto de decir. 'Que, considerando todo por lo que has pasado, es algo impresionante. Todavía eres muy joven para entender lo increíble que eres.’
'Así que, cuando la profecía dijo que yo tenía un poder que el Señor Oscuro no, ¿solo era … amor?'
'Sí … solo amor,’ dijo Dumbledore. 'Pero Harry, nunca olvides que lo que la profecía dijo solo importó porque Voldemort la tomó muy en serio. Ya te había dicho esto al final del año pasado. Voldemort te marcó como la persona que sería más peligrosa para él, y haciendo esto, ¡te hizo la persona más peligrosa para él!’
'Pero nos lleva a lo mismo ...'
'¡No, no lo hace!' dijo Dumbledore, sonando un poco impaciente. Apuntando a Harry con su mano herida dijo: '¡Le estás dando mucha importancia a la profecía!’
'Pero …', reclamó Harry, 'pero usted dijo que la profecía significaba ...’
'Si Voldemort no hubiese escuchado la profecía, ¿Se habría cumplido? ¿Habría significado algo? ¡Claro que no! ¿Cómo crees que se han cumplido todas las profecías en el salón de las profecías?’
'Pero,' dijo Harry alterado, 'pero el año pasado usted me dijo que uno de nosotros tenía que matar al otro ...'
'Harry, Harry, ¡solo porque Voldemort cometió un grave error, y actuó bajo las palabras de la profesora Trelawney! Si Voldemort no hubiese matado a tu padre, ¿Te habría dejado con un gran sentimiento de venganza? ¡Claro que no! Sino hubiese forzado a tu madre a morir por ti, ¿te hubiera dado una protección mágica que él no podía penetrar? ¡Claro que no, Harry! ¿Qué no lo ves? El mismo Voldemort creó a su peor enemigo, ¡justo como los tiranos de todo el mundo lo hacen! ¿Tienes idea de cuántos tiranos le temen a la gente que tienen oprimida? Todos ellos se dan cuenta que, algún día, sin importar cuántas víctimas sean, ¡Es seguro que al menos una se levante contra él y le dé su merecido! ¡Voldemort no es distinto! Siempre tiene pendiente en sus pensamientos a aquel que se revele ante él. Él oyó la profecía y decidió tomar cartas en el asunto, con el resultado de que no solo escogió a la persona que habrá de darle fin, ¡Si no que le dio las armas para hacerlo!’
'Pero ...'
'Es esencial que entiendas esto,' dijo Dumbledore, parándose y moviéndose alrededor del cuarto, moviendo su capa a cada paso que daba; Harry nunca lo había visto tan agitado. 'Al intentar matarte, el mismo Voldemort marcó a la persona que está sentada enfrente de mí, ¡y le le dio las armas para enfrentarlo! Es culpa de Voldemort el hecho que hayas sido capaz de ver en sus pensamientos, sus ambiciones, que inclusive entendieras el lenguaje de las serpientes en el que él da ordenes, e inclusive, te dio un lugar privilegiado en su mundo (que es un regalo por el que cualquier Mortífago mataría por tener); nunca has sido seducido por las artes oscuras, ¡ni siquiera por un instante has pensado en volverte uno de sus aliados!’
'¡Por supuesto que no lo he hecho!' dijo Harry indignado, '¡Él mató a mis padres!’
'Estás protegido, por ahora, ¡gracias a tu habilidad de amar!', dijo Dumbledore en voz muy alta. '¡El amor es la única protección que pude funcionar ante la clase de poder que tiene Voldemort!. Aún con todas las tentaciones has permanecido firme, a pesar de todo el sufrimiento por el que has pasado, tu corazón permanece puro, tan puro como estaba a los once años, edad en la que te paraste enfrente del espejo que refleja el deseo de tu corazón, y te mostró la manera de vencer a Voldemort, y no inmortalidad o riquezas. Harry, ¿tienes idea de que muy pocos magos son capaces de pararse en ese espejo y ver lo que tu viste? En ese momento Voldemort debió darse cuenta con la clase de persona con la que estaba tratando … ¡pero no lo hizo! Lamentablemente ya se dio cuenta. Te has adentrado a la mente de Voldemort sin sufrir ningún daño, pero él no fue capaz de poseerte sin sufrir una agonía mortal, como descubrió en el Ministerio. No creo que él entienda el porqué, Harry, pero en su momento Voldemort estuvo tan interesado en mutilar su alma, que no entendió el poder de un alma completa e intacta.’
'Pero, señor,' dijo Harry, haciendo valientes esfuerzos para no sonar argumentativo, 'todo lleva a lo mismo ¿no?, Debo tratar de matarlo o ...'
'¿Debo?' dijo Dumbledore. '¡Por supuesto que debes! ¡Pero no por culpa de la profecía! Si no porque tú, tú mismo, ¡no podrías descansar hasta que lo hayas intentado! ¡Ambos lo sabemos! Imagina por favor, solo por un momento, que nunca has oído esa profecía ¿Qué sentimientos tendrías hacia Voldemort ahora? ¡Piénsalo!’
Harry vio a Dumbledore enfrente de él hecho un mar de ideas, y pensó. Pensó en su madre, en su padre y en Sirius. Pensó en Cedric Diggory. Pensó en los terribles actos que Voldemort había hecho. Una llama parecía encenderse en su pecho, quemando su garganta.
'Quiero verlo acabado,' dijo Harry, 'quiero acabar con él.'
'¡Claro que quieres eso!' imploró Dumbledore. '¿Lo ves? ¡La profecía no te obliga a hacer nada! Pero la profecía causó que Lord Voldemort te marcara como a su igual … en otras palabras, eres libre de escoger tu camino, ¡libre de no cumplir lo que dice la profecía! Pero Voldemort seguirá buscándote, lo cual llevará a que ...'
'Uno de los dos termine matando al otro,’ dijo Harry. 'Sí.’
Pero al fin entendió lo que Dumbledore estaba tratando de decirle. Era, pensó, la diferencia entre ser arrojado al ring a una batalla de vida o muerte, y entrar al ring con la frente en alto. Algunas personas tal vez dirían que eran pocas las posibilidades y diferencías entre las dos opciones; pero Dumbledore sabía 'y también yo' pensó Harry con un chorro de orgullo pasando a través de sus venas, 'y también mis padres' que en eso recaía toda la diferencia del mundo entero ...